Foto de Leo Prieto en Flickr.

Foto de Leo Prieto en Flickr.

Más de una vez he llamado a acreditar el trabajo que no es suyo. Lo contrario se conoce como plagio y los casos para Fair Use son muy intrincados. El copiar fotos es práctica común pero no legal. Y Twitter parece estar dando pasos en esa dirección.



Varios medios se han hecho eco del caso de Olga Lexell (@runolgarun), usuaria que ahora tiene protegidos sus tuits y quien supuestamente demandó proteger su trabajo por considerarlo de su propiedad y un medio de subsitencia como escritora.

Carlos Martinez de Engadget ha escrito sobre el tema y concluye:”Twitter suele acabar con los tweets ofensivos sin hacer preguntas, así que no está del todo claro cómo actuará ante los casos de reclamaciones de derechos de autor.”

Twitter al igual que otros medios que hospedan contenido de parte de sus usuarios tienen un sitema legal para proteger-se de reclamos de derechos de autor. El único problema es que Twitter no tiene que investigar las denuncias sobre DMCA, ni asume ninguna responsabilidad si el reclamo que usted hace resulta ser falso.

Bajo la Digital Millennium Copyright Act (DMCA por sus siglas en inglés), Twitter se ubica en “puerto seguro” cuando de reclamos de derechos de autor se trata. Por lo general, las reclamaciones se refieren a fotos y vídeos utilizados en otros medios, o tuits que contienen enlaces a otros sitios web que están ilegalmente hospedando materiales protegidos bajo derechos de autor, tales como las películas.

Es muy raro llenar una petición DMCA que involucre el texto de un tweet de 140 caracteres. Twitter publica las peticiones de proteción DMCA en el sitio Chilling Effects.

La mayoría de denuncias de infracciones a la DMCA no son motivo de noticia. El caso de de Lexell ha hecho noticia gracias a los apuntes de Plagiarism Is Bad. Pero no es el primer caso.

Según Liat Clark de Wired, ya en el 2014 hubo el caso de Chris Scott sobre un tuit en las mismas condiciones. Lo que desencadenó críticas hacia Twitter por considerar que un tuit de ese calibre fácilmente cae en lo que se conoce como ‘erosión de atribucion“.

Y el tipo de contenido como un chiste o una broma, tanto en la vida offline como la vida online sufren de erosión de atribución conforme lo establece Jonathan Bailey, un experto en la materia.

Hay que tener cuidado del curso de las acciones por parte de Twitter. Sucede que tanto ciudadanos como corporaciones ya han tratado de dar mal uso a la DMCA. Las más recientes la del The Sunday Times tratando de bloquear las críticas a sus artículos; y, la otra de GoPro acusados de tratar tácticas similares para así eliminar comentarios negativos.

Así que tenga cuidado con robar contenidos y no atribuir dicho trabajo. Lo mejor es liberar dichos contenidos bajo licencia Creative Commons.