La planta automotriz Lexus Motomachi, ubicada en la prefectura de Aichi en Japón, es la encargada de producir el coupe de lujo Lexus LC, gracias al uso de tecnología de punta y al trabajo de maestros artesanos Takumi y trabajadores altamente calificados, todos los cuales aplican su experiencia y habilidades en cada paso del proceso de fabricación del coupe.

Esta combinación de artesanía refinada y tecnologías de punta, esta planta de Lexus es una de las más sofisticadas del planeta.  No es coincidencia que en esta planta se haya fabricado a mano el emblemático super deportivo LFA.

Lexus Motomachi

Gracias a la experiencia que les dio construir el LFA, los artesanos aprovechan esa experiencia para fabricar al Lexus LC con el mismo nivel de calidad, como por ejemplo lo hacen en el desarrollo de piezas de fibra de carbono y el acabado hecho a mano, por nombrar algunos de los procesos.

Son 8 los maestros Takumi que participan, junto a los demás trabajadores en el proceso de producción del Lexus LC, proceso que va desde la fabricación de la carrocería, hasta las pruebas de conducción.

De acuerdo a la automotriz japonesa “durante todo ese proceso, el equipo demuestra un enfoque práctico y un gran rigor y precisión. El ADN de la marca lleva integrada la idea de que el toque y el espíritu humanos son esenciales para inyectar emoción en todos los Lexus. Por ese motivo, la planta de Motomachi ha sido diseñada para servir a la mejor máquina jamás creada: el cuerpo humano”.

Lexus

En Lexus Motomachi se utilizan herramientas especiales que van de la mano con tecnología de punta.  Por ejemplo el equipo tiene a disposición tabletas con listas de control que fueron creadas para optimizar la producción de los vehículos.  Estas listas de control les permite encontrar fallos y comprobar que todo el proceso se desarrolla de acuerdo a lo programado.

Un ejemplo de lo anterior lo tenemos en el proceso de la construcción de los paneles y la soldadura de la carrocería.  Al finalizar este proceso, un maestro artesano verifica el alineado del chasis y lo hace solo con sus ojos.  El proceso de verificación comprende más de 800 evaluaciones diferentes, que por supuesto no son todas a mano o mejor dicha hechas a ojo, también se incluyen sensores electrónicos que verifican la integridad de las soldaduras de diferentes piezas.

Ahora para Lexus, la verificación hecha por los artesanos en la planta Lexus Motomachi puede llegar a alcanzar una precisión más alta ya que al contrario de las máquinas que solo pueden detectar fallas determinadas, ya que fueron entrenadas solo para eso, los artesanos tienen la capacidad de reconocer algunas imperfecciones nuevas, que no se han producido anteriormente y que por supuesto al no se entrenadas, las máquinas no pueden detectar.

Lexus Motomachi

En Lexus Motomachi, la automotriz pone un énfasis especial en lo que tiene que ver con la iluminación, ya que esta permite a los artesanos detectar hasta el objeto más diminuto.   Por ello la línea de montaje es blanca desde el suelo hasta el techo y todo tiene su lugar, lo que gracias a la iluminación, permite a simple vista detectar cuando un objeto está fuera de su lugar,.

Luego y al final del montaje, el Lexus LC ingresa en una cabina que es de cristal, que da la sensación de un ambiente del futuro, muy iluminada y donde se verifican 700 puntos de control por parte de solo dos artesanos, los dos más experimentados.   Lexus señala que las barras LED que se ven en esta cabina están separadas por 30 cm, no más, no menos.  Esto se determinó luego de varias pruebas, llegando a la conclusión de que los 30 cm de separación entre las barras LED, es la distancia óptima para que los artesanos con solo su vista detecten cualquier imperfección, por más mínima que sea, hasta defectos que no son detectables por los clientes.

Lexus

Además de la iluminación y herramientas avanzadas, la cabina presenta aislamiento acústico, lo que permite realizar controles de calidad mucho más exhaustivos, especialmente con el funcionamiento de las piezas movibles como por ejemplo las ventanas y el abrir y cerrar de las puertas.

Luego de las inspecciones anteriores, viene la prueba final, la etapa donde conducen al Lexus LC en un circuito que fue desarrollado por artesanos especialistas en conducción de alto rendimiento.  Esta etapa les permite cerciorarse de que todo funciona en forma óptima y segura.

Siguenos por Twitter a través de @Geeksroom y no te pierdas todas las noticias, cursos gratuitos y demás artículos. También puedes seguirnos a través de nuestro canal de Youtube para ver nuestros vídeos y a través de Instagram para ver nuestras imágenes!