Investigadores en la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania acaban de crear una nueva técnica que trabaja junto al MYC, un gen  que controla el crecimiento normal de las células, la cual ayuda a que las células cancerosas se autodestruyan.

El gen MYC cuando es mutado o amplificado en el cáncer, se produce una reacción en cadena que ayuda a crecer sin control a los tumores. Este es uno de los genes más comúnmente afectados en los cánceres humanos, contribuyendo a la causa de al menos el 40 por ciento de los tumores.

Hasta ahora los científicos han tratado varios métodos para impedir que los tumores crezcan, tratando de bloquear el crecimiento del tumor.  Por ejemplo se trató el bloqueo de una enzima llamada PERK, que es parte de uno de los pasos a lo largo de la cadena entre el gen MYC y el tumor.

Células Cancerosas

En este estudio de los investigadores de la Universidad de Pensilvania, demostraron que tratar de eliminar la enzima PERK no siempre evita el crecimiento del tumor, pues el MYC también controla otro proceso paralelo que involucra otra enzima diferente, la cual también puede ayudar al crecimiento del tumor o sea que si se elimina la Enzima PERK, el tumor tiene otra alternativa para crecer.

Siguiendo con el estudio, los investigadores observaron un par de pasos más en la reacción en cadena que genera el crecimiento del tumor y es allí que identificaron una proteína llamada ATF4.

Cuando los investigadores bloquearon la proteína ATF4 en pruebas de laboratorio en células cancerosas y ratones con tumores, las células cancerosas produjeron una cantidad tal de proteína que causó la muerte de las mismas como resultado del estrés. Este método detuvo el crecimiento de tumores en ratones con cáncer colorrectal y linfomas.

Uno de los investigadores y oncólogo Dr. Constantinos Koumenis, comentó lo siguiente acerca del hallazgo,

Lo que hemos aprendido es que debemos ir más abajo para bloquear el crecimiento del tumor, de manera que las células cancerosas no puedan escapar fácilmente, y nuestro estudio identifica el objetivo para hacer precisamente eso.

Por su parte otro de los autores principales del esudio, Feven Tameire, PhD, la cual era una candidata doctoral en la Universidad de Pensilvania mientras realizaba el estudio, señaló que,

Esto nos muestra los impactos potenciales de apuntar a ATF4 en tumores dependientes de MYC, algo que ya estamos estudiando. También estamos trabajando para confirmar que este enfoque no causará ningún efecto fuera del objetivo.

Fuente | Science DailyScience Focus

Siguenos por Twitter a través de @Geeksroom y no te pierdas todas las noticias, cursos gratuitos y demás artículos. También puedes seguirnos a través de nuestro canal de Youtube para ver nuestros vídeos y a través de Instagram para ver nuestras imágenes!