Ayer comentábamos que hoy se celebra el Día Mundial del Sueño, además de ofrecer 4 claves infalibles para obtener un buen descanso y hoy seguimos ampliando el tema, comentando sobre los peligros que implica la somnolencia al manejar.

La falta de sueños es causante de varios problemas de salud, tanto física, como así también mental, incluido el mal humor, la falta de concentración y hasta hace que la piel envejezca más rápidamente.  También existe otra situación de peligro cuando nos privamos del sueño que no solo puede afectar la vida de cada individuo, sino también la vida de otros.  Esta situación se da cuando manejamos un vehículo.

El no haber descansado correctamente puede llegar a afectar la capacidad de conducir y esto es un peligro serio y real, tanto que es un factor importante en hasta 20% de los accidentes de tráfico en general. En cuanto jóvenes, los accidentes de tráfico son la principal causa de mortalidad.

De acuerdo a expertos en la materia, mantenerse despierto por más de 18 horas, es un factor que perjudica seriamente la capacidad del conductor y en algunos países se lo compara al factor de superar el límite de consumo de alcohol.

Para tomar conciencia de este peligro, Ford introduce el Traje de Sueño, el cual permite experimentar los efectos que el cansancio puede producir al manejar y por supuesto esta experimentación se realiza en un ambiente seguro

Ford - Traje de Sueño

El traje está compuesto por una tobillera, un brazo, un chaleco, una gorra y unas gafas que se conectan con una aplicación móvil.  Su peso es de 18 kilos aproximadamente y en general permite tomar una idea del peligro de conducir con cansancio.   Las gafas simulan el “apagado” del cerebro y se ajustan comenzando por la experiencia de no ver nada por medio segundo y luego el tiempo por período se va incrementando hasta no ver nada por 10 segundos.

De acuerdo al Director Ejecutivo del Instituto Meyer Hentschel, el doctor Gundolf Meyer Hentschel, donde se diseñó y desarrolló el Traje del Sueño,

Hemos añadido gafas especiales para replicar los microsueños; una respuesta incontrolable al cansancio que puede hacer que conduzcas a ciegas durante 10 segundos o más, incluso con los ojos abiertos. No me gustaría conducir, o subirme a un coche con alguien a este nivel de privación de sueño, y nuestra esperanza es que aquellos que prueben el traje comprendan la importancia de conducir descansados.

No beber es el único antídoto para no superar el límite legal de alcohol al volante y dormir, es la única cura para el cansancio. Hacer paradas para descansar cuando sea seguro hacerlo, tomar bebidas con cafeína y echar una siesta durante 20 minutos pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Si todo eso no funciona, lo mejor es encontrar otra manera de volver a casa que no sea conduciendo.

Este año Ford en su programa gratuito de formación para jóvenes conductores entre 18 y 24 años de edad, llamado Ford, Conduce tu vida (Ford Driving Skills for Life), integró el “traje de sueño”.



Esta semana puedes comenzar a cursar alguno de estos 48 cursos gratuitos, no pierdas la oportunidad de aprender algo nuevo!