Tecnologías para desarrollo web que serán tendencia en el 2019

En el pasado programar era más que un arte, ya que no existían las herramientas y los recursos que hoy en día tenemos a mano y mucho en forma totalmente gratis.

Hoy con buscar en Google o en algún servicio como Github, por nombrar alguno, donde son más de 28 millones los desarrolladores que colaboran con otros y se benefician de los recursos que otros desarrolladores ofrecen.

Programación - Código - Programador



Con el correr del tiempo en los últimos 20 años fueron surgiendo nuevas e innovadoras tecnologías creadas para facilitar el desarrollo de aplicaciones, ya sea para móviles, ordenadores, web y más, las cuales hoy en día compiten para llegar a ser el paquete de herramientas perfecta, que los desarrolladores necesitan para desarrollar y finalizar sus proyectos.

Esta semana puedes comenzar a cursar alguno de estos 25 cursos gratuitos, no pierdas la oportunidad de aprender algo nuevo!

Esa competencia que tiene a varias instituciones públicas y privadas trabajando a pleno para demostrar que sus herramientas son las mejores, depende mucho de la opinión de los desarrolladores, que finalmente son lo que tienen la palabra al momento de decidir cuales son las mejores herramientas de desarrollo.

La empresa Arsys, proveedor europeo de soluciones de presencia en Internet, hosting gestionado, computación en la nube e infraestructura de TIC, nos acaba de acercar un documento en el cual nos muestra sus predicción en cuanto a las principales tecnologías que piensan se transformarán en tendencia en este año que recién comienza.  A continuación pueden leer el documento:

6 tendencias que marcarán el desarrollo web en el 2019

Progressive Web Apps

Creemos que 2019 debe ser un año para el despunte de las Progressive Web Apps (PWA). Se trata de un modelo de sitio o aplicación web que es capaz de usar diversas nuevas características disponibles en navegadores, como la posibilidad de navegar offline, desplegar notificaciones y registrar actividad sin el navegador abierto o instalarse como app en los dispositivos. Lo bueno de las PWA es que no necesitas cubrir toda la funcionalidad que ofrecen, simplemente usar aquellas partes que tengan sentido para tu aplicación web. Google viene desde hace años empujando para el éxito de esta tecnología y algunos actores reticentes como Apple, con Safari, ya se han apuntado también al soporte. Por su parte, Microsoft ha anunciado que aceptará PWA para su instalación en ordenadores Windows a través de su tienda de aplicaciones. Creemos que se dan todos los factores para su impulso definitivo en 2019.

Web Components

Se trata de un estándar abierto basado en JavaScript que nos ofrece la posibilidad del desarrollo basado en componentes, con capacidades nativas de los navegadores. Ha mejorado sensiblemente el soporte en el último año y su integración con todo el ecosistema de herramientas actuales. Es un excelente momento para comenzar a usarlos, independientemente del framework de preferencia, ya que los componentes son capaces de interoperar con cualquier stack frontend que pueda tener un proyecto.

Desarrollo híbrido

El desarrollo híbrido de apps, usando tecnologías web estándar, ha alcanzado una notable madurez. Un ejemplo de proyecto con buena salud es Ionic 4, que gracias al uso de StencilJS (un compilador de Web Components) ha sido capaz de aumentar su target entre la comunidad de desarrolladores JavaScript. Hoy podemos utilizar Ionic con cualquier framework pues sus componentes de UI basados en Web Componentes son capaces de funcionar en cualquier ámbito. Pero, además, si hablamos de desarrollo híbrido no podemos olvidarnos de los frameworks que compilan a nativo, como NativeScript o ReactNative. Han alcanzado una madurez notable, lo que nos hace pensar que ganarán mucha tracción en el mercado durante el próximo año.

GraphQL vs. REST

Si bien las arquitecturas REST se mantienen como un claro dominador de implementaciones para el desarrollo de API y servicios web en general, GraphQL se ha postulado como un claro competidor. Este hecho es debido a su versatilidad, ya que los clientes de GraphQL son capaces de decidir qué datos quieren recibir del servidor y en qué formato. Queda camino por recorrer para que esta tecnología se establezca como un estándar al nivel de REST, pero hoy se presenta como una alternativa madura que se está comenzando a usar en multitud de proyectos.

Generadores de sitios estáticos

Una de las modas relevantes durante 2018 que esperamos que aumente el número de seguidores es la creación de sitios estáticos. Aunque hablar de sitios estáticos puede sonar a pasado de moda, se trata de una tendencia capaz de aprovechar las ventajas de tecnologías actuales: en su construcción nada tendrán de estáticos. Este tipo de sitios se construyen a base de código en local. Una vez realizados, durante el proceso de despliegue, se generan todos los archivos del sitio en ficheros estáticos, que se suben al servidor. De este modo, los sitios servidos son mucho más rápidos que los basados en bases de datos y lenguajes del servidor y, a la vez, se aumenta la seguridad de los sistemas. Este tipo de sitios a veces se conocen con el acrónimo de JAM y existen varias librerías para implementarlos, como Jekyll o Hugo.

Lenguajes y frameworks

Además de estas tendencias, no podemos dejar de reconocer que, en los últimos años, hemos asistido a una compulsiva aparición de librerías y frameworks, sobre todo en lo que respecta al desarrollo frontend. Esperamos que esta situación se vaya estabilizando, gracias a la madurez de los proyectos y tecnologías existentes, pero de lo que no cabe duda es que seguiremos utilizando frameworks .

En el lado del servidor, hemos visto en 2018 que PHP 7.x ha llegado a penetrar con fuerza y ya es un requisito de numerosos frameworks modernos como Laravel, que sigue una progresión imparable entre la comunidad. Tampoco nos podemos olvidar de NodeJS, una plataforma de ejecución para JavaScript que resulta cada vez más relevante y por tanto, aconsejable su estudio, no solo por el lenguaje en sí, sino también para poder sacar el máximo partido a populares herramientas para los desarrolladores.