Terminada la Segunda Guerra Mundial para muchos países de Europa significó el comienzo de la reconstrucción y en algunos casos, especialmente de empresas, significaba comenzar casi desde cero, pues todo estaba en ruinas.  Esa reconstrucción fue difícil para varias empresas como por ejemplo la francesa Peugeot, cuya planta de Sochaux fue ocupada hasta 1944 por las tropas alemanas, la cual sufrió muchos bombardeos de la aviación de los aliados y acciones de sabotaje de la resistencia francesa.

A pesar de todo eso, la marca Peugeot no se rindió y por el contrario, apostó en forma valiente a la construcción de un modelo para volver al mercado y volver a ser una marca atractiva para los franceses.

Peugeot 203

Peugeot decidió que el primer vehículo en la era de la posguerra sería uno de gama media, contrariamente a las ideas de otros fabricantes que retomaron la producción de vehículos exitosos antes de la Segunda Guerra Mundial o se enfocaron en nuevos vehículos pequeños, ambos para los segmentos de clases populares rurales y urbanas.  Es así que en 1948 nació el Peugeot 203, un vehículo destinado al segmento medio, el cual no tenía ningún modelo desde que finalizó la guerra.

El Peugeot 203 fue presentado por primera vez ese año en el Grand Palais  y fue uno de los automóviles más admirados del Salón del Automóvil de París de 1948, llegando a ser un icono en Francia en la década del 50.

Este automóvil presentaba una línea con muchas curvas redondeadas, complementadas con líneas clásicas, un diseño muy elegante para la época.  El frente cromado, presentaba un atractivo inusual que estaba complementado por dos faros integrados en la carrocería y un capó en punta, con el clásico León de la marca Peugeot en su frente.

Además de la jugado en lo atrevido del diseño, la marca francesa en lo que respecta a tecnología, también se jugó por la innovación, la cual estaba enfocada en pilares fundamentales: Seguridad, Eficacia de Frenada y Comportamiento en la Carretera.

Peugeot 203 Convertible

El  Peugeot 203 era un vehículo monocasco de tracción trasera, con un nuevo motor de 1.293 cm3 con culata de aluminio, el cual ofrecía una potencia de 42 CV y le permitía alcanzar una velocidad máxima de 120 Km/h.  Este motor fue acompañado con una transmisión de 4 velocidades (la 4ta sobremultiplicada), la cual fue precursora de las actuales cajas de cambio de 5 y 6 velocidades.

El primer modelo del Peugeot 203 fue una berlina, la cual incluía calefacción, sistema antiescarcha y un techo practicable (solar).  Luego en 1951 lanzaron la versión cabriolet con 3 colores de tapiceria (cuero), en 1952 el coupé, el Familiar (1948 y 1956) y finalmente una berlina descapotable.  Pero eso no fue todo, también lanzaron una línea comercial que estaba integrada por Peugeot 203 Camioneta, Furgoneta, Furgón y Ambulancia.  En total, entre todas los modelos del Peugeot 203 (para consumidores y comerciales), la firma francesa produjo 699.863 unidades.

Peugeot 203 Familiar

Por último no podemos dejar de citar los logros deportivos del Peugeot 203, el cual obtuvo victorias en el Raid París-El Cabo en 1950, el Rally de Yugoslavia en 1952 o el Rally Safari en 1959 y el Rally de Australia en 1953, el cual le abrió las puertas al mercado australiano.


Esta semana puedes comenzar a cursar alguno de estos 30 cursos sin costo, no pierdas la oportunidad de aprender algo nuevo!