Cómo redujeron la resistencia aerodinámica del Audi E-Tron

Hay algo que no podemos negar con los vehículos eléctricos, cuando mejor es la aerodinámica, mejor es la autonomía que ofrece su batería y esta es la clave del por qué el prototipo Audi E-Tron, una SUV totalmente eléctrica ofrece una autonomía entre cargas de más de 400 kilómetros, aproximadamente 250 millas.

Con un coeficiente de resistencia aerodinámica de 0.28, el Audi E-Tron es el que presenta la menor resistencia en el segmento de SUVs Premium y que le permite transitar estas distancias en el ciclo WLTP y dentro de esa aerodinámica tenemos un elemento fundamental como lo son los espejos retrovisores virtuales.

AUDI E-TRON

Audi cuenta que dentro del banco de pruebas de aeroacústica en el Centro del Túnel de Viento en Ingolstadt, que dicho sea de paso es el Túnel del Viento más silencioso del mundo, lo ingenieros pueden optimizar la resistencia aerodinámica y el ruido bajo condiciones extremas.

Por supuesto que además de se un factor crucial en lo que respecta a la autonomía, la resistencia aerodinámica junto con el ruido también son aspectos muy importantes para el confort del vehículo.  Audi señala que los ingenieros han probado el Audi E-Tron con vientos de hasta 300 km por hora por más de 1.000 horas.  Estas pruebas dieron como resultado el estupendo coeficiente aerodinámico de 0.28.  Para que tengan una idea del valor del coeficiente, una centésima significa una autonomía de 5 kilómetros en condiciones de un viaje real.

Esto de la resistencia aerodinámica es clave en viajes largos y de acuerdo a Audi, mucho más importante que la resistencia a la rodadura y a la inercia.  Un buen coeficiente significa que el vehículo no necesita tanta energía, teniendo en cuenta que la energía que necesita para superar la resistencia aerodinámica es energía negativa, energía perdida.  Por el contrario esto no es tan importante en las ciudades, ya que el vehículo eléctrico recupera energía de la energía utilizada al frenar.

Prototipo AUDI E-TRON

Varias fueron las medidas que tomaron los ingenieros de Audi para lograr un coeficiente de 0.28, muchas de esas medidas evidentes y otras no tanto.

Una de las medidas más evidentes son los espejos retrovisores exteriores virtuales, que como bien lo pregona la marca alemana son “una primicia mundial en la versión de producción del Audi e-tron prototype“.   Estos espejos son mucho más angostos que los convencionales, reduciendo el ancho del Audi E-Tron en 15 cm y además por su diseño, mejoran la resistencia aerodinámica y disminuyen en forma notable el ruido del viento.

Estos espejos incluyen una pequeña cámara que muestra la imagen en las pantallas OLED que se encuentran entre los finales del salpicadero y las puertas.  Los espejos retrovisores presentan 3 modos de vista disponible: Carretera, Girar y Estacionar.

Prototipo AUDI E-TRON

Otra de las características que ayudan en la resistencia aerodinámica es la suspensión neumática adaptativa con amortiguación ajustable.   Cuando el Audi E-Tron viaja a velocidades por arriba de los 120 km por hora, la carrocería puede bajar hasta 26 mm desde la altura normal y esto por supuesto reduce mucho la resistencia aerodinámica.

Claro que el problema al bajar la carrocería a esa velocidad es que varios elementos del vehículo se exponen más a posibles daños, por lo que los ingenieros de Audi tomaron algunas medidas como por ejemplo la parte inferior está completamente carenada, colocaron una placa de aluminio para proteger la batería de alto voltaje.

Otra característica importante tiene que ver con la entrada de aire para la refrigeración, que se sitúa tras la parrilla.  Esta entrada de aire incluye unas lamas que se controlan en forma electrónica y que mejorar la resistencia aerodinámica.  Cuando las lamas están cerradas el aire fluye sin problemas y sin crear torbellinos.   Audi explica cómo funciona:

Si los componentes de la transmisión necesitan refrigeración, o el condensador del aire acondicionado requiere ventilación, se abre primero la lama superior y posteriormente lo hacen ambas. Cuando los frenos hidráulicos están sometidos a grandes esfuerzos, la entrada de aire se abre y libera los conductos que canalizan el aire de refrigeración a los frenos de las ruedas delanteras.

Prototipo AUDI E-TRON

Las entradas de aire laterales, que se encuentran en el frente a los costados del vehículo tienen cuatro conductos adicionales, que se encargan de dirigir el aire a los pasos de rueda.

Por último tenemos las llantas de 19 pulgadas que son más planas que las llantas estándar, están optimizadas para ayudar en la aerodinámica de esta SUV.   Estas llantas son acompañadas con neumáticos 255/55, que producen una muy baja resistencia a la rodadura y además el marcaje es negativo, no en relieve, lo que también ayuda.

Siguenos por Twitter a través de @Geeksroom y no te pierdas todas las noticias, cursos gratuitos y demás artículos. También puedes seguirnos a través de nuestro canal de Youtube para ver nuestros vídeos y a través de Instagram para ver nuestras imágenes!