La exitosa historia de las Mac

La  primera Apple apareció gracias al trabajo de diseño de Steve Jobs, a mediados de la década de 1970. El tan recordado Jobs la construyó en su propia casa, apoyado por su compañero y amigo Steve Wozniak. Esta primera Apple integraba madera, teclado y circuitos. Curiosamente, carecía de monitor. Jobs, un año más tarde, iniciaría la firma Apple, firma que actualmente revoluciona el medio tecnológico global,  con cada nuevo lanzamiento.

En los años de 1976, 1977 y 1980, surgieron las Apple 1, 2 y 3, respectivamente. Estos sencillos ordenadores denotaban un buen avance en el manejo de gráficos cromáticos, lenguajes de programación incluidos y un diseño orientado al mundo de los negocios.


Apple, en 1984, dio a conocer la primera Macintosh, a través de una novedosa campaña publicitaria, encaminada a trasgredir lo hasta entonces visto en el campo de la informática. Lo que diferenciaba notablemente a las Macintosh, de los ordenadores desarrollados en aquellos años, era que usaban una interfaz gráfica y no una línea de comando. Esto quiere decir que por primera vez apareció el célebre “escritorio” virtual, que hoy en día sirve de base para emprender nuestras labores cotidianas tras una computadora. Este cambio de los comandos de texto, a los gráficos representando aplicaciones, significó una innovación extraordinaria en los terrenos de la informática y los medios virtuales.

Lamentablemente, un año después de haberse puesto al alcance del público la primera Mac, Jobs fue cesado de la empresa que el mismo fundó. Sin embargo, al dejar Apple, Jobs se llevó consigo a 5 miembros clave, que lo acompañarían en la aventura de su nueva firma: Next. En esas mismas fechas, Jobs adquirió de LucasFilm una división que también dejaría huella, pero en este caso en los anales de la animación digital: una compañía que años después llegaría a ser Pixar.

En la década de 1990, el mercado se decantó por la tecnología informática de IBM y eso afectó a productos de Apple como el ordenador Laptop Powerbook 100, el cual nunca obtuvo el favor de los consumidores. En este mismo sentido, Next en realidad nunca se consolidó, y por ello, Apple en 1996 terminaría por comprar dicha firma. De esta manera Jobs volvió a tomar las riendas de Apple.

Para 1998, Jobs se arriesga con dos nuevos productos, los cuales expresaban sus nuevos conceptos de sencillez e innovación eficiente: la Powerbook G3 y la exitosa iMac. El diseño de ambos gadgets está reconocido por marcar un antes y un después en el diseño de productos tecnológicos en la década de los noventas. Ambos productos lograron por fin, la consolidación de Apple, como empresa líder en su ramo.

Desde entonces, productos como los iPods, las iBooks y el programa iTunes, llevaron a Apple a cimas de provecho comercial y aceptación popular nunca antes alcanzadas. Además, surgieron las iMac G4 y G5, con un diseño notablemente distinto al original, pero que, sin embargo, fueron bien recibidas por miles de consumidores, ya fidelizados con la firma de Jobs.

En nuestros días, aunado a los muchos modelos de iPhones, iPads y MacBooks, el equipo informático iMac expone en su diseño diferentes aplicaciones, capacidades y funcionalidades que lo hacen único: iluminación vía LED, cámara de alta definición, teclado y mouse sin cables, etc. Todo ello consigue que supere a cualquier producto similar en el medio de los gadgets y exhibe el poderío de Apple como empresa de vanguardia y éxito permanente, así como también el triunfo de la visión de Steve Jobs.

[Fuente Epicentro de México]

2 Comments

  1. novaeragc 1 noviembre 2011
  2. Anónimo 1 noviembre 2011
A %d blogueros les gusta esto: