“Batman está mal de la cabeza” señala psiquiatra.

El psiquiatra y antropólogo Jesús Antonio Ramos Brieva es conocido por ser el autor un libro dedicado al estado mental de Batman. Aunque suene a broma, el libro vendió 2.500 ejemplares en tiempo record.

Mencionaremos a Batman hasta el final del post, pero se debe entender que el sujeto de análisis es Bruce Wayne, una persona muy inteligente, con conocimientos en criminología, de extraordinario estado físico y una disciplina militar. Aunque no porta armas de fuego, sus hazañas resultan extrahumanas.


El psiquiatra Ramos agrega:

“Ha sufrido un trastorno por estrés postraumático en la infancia que no ha sido diagnosticado (…) Los cómics describen que se despierta por la noche rememorando aquello”

Con risa Ramos llama a Batman una “mina de oro” para cualquier psiquiatra. Veamos porque…

– A los 8 años vió morir a sus padres a manos de un ladrón en un callejón oscuro. Tiene constantes pesadillas sobre el asesinato.

– Los asesinatos que implican niños y orfandad reactivan sus recuerdos y pesadillas a lo largo de toda su vida.

– Juró vengarse y su vida gira en torno a ese juramento.

– Vivio y aprendió junto a prestigiosos criminales en ambientes hamposos.

– En Asia aprendió artes marciales y “auto-disciplina”, que se traduce en la capacidad de ahogar sus sentimientos.

– Al sentirse listo para vengarse, se disfrazó de murciélago para combatir a los villanos.

– Ha vivido la muertes trágica de otros seres queridos.

– Desarrolló una personalidad marcada por la dedicación obsesiva a un tema.

– Mantiene una doble identidad, de día es un millonario playboy, de noche un justiciero enmascarado.

– Sufre de “adicción al trauma”, es decir, vive permanentemente buscando adrenalina y situaciones extremas.

– Aunque resulta irresistible para las mujeres, no logra mantener una relación sentimental estable.

– La relación que tiene con Robin no es del todo clara, pero Ramos señala que es de tipo paterno-filial.

– Batman busca personas que hayan sufrido traumas como el, tal es el caso de Robin que vió morir a sus padres.

– Aunque siente un gran respeto por la Ley y el Orden, constantemente viola las reglas para conseguir sus objetivos.

– No oculta su odio hacia los que infringen la ley. Golpea y después piensa.

El psiquiatra Ramos, jugando con Photoshop (pag 23)

Pueden escribirle al autor al email jramosb.hrc@salud.madrid.org  y descargar la versión PDF (230 páginas – 12.7 MB) haciendo clic acá.

[Fuente El país]



One Response

  1. batman 19 marzo 2011