Las “vuvuzelas” hacen millonario a su creador.

Hace 15 años en un partido en Ciudad del Cabo, Van Schalwyk vio entre las celebraciones del público una larga trompeta artesanal y desde entonces tuvo la idea de comercializarla.

“Ese momento se me clavó en la mente”, dijo Van Schalkwyk “No dormí en muchas noches (…) ahora me disculpo con todos los turistas que no están pudiendo dormir”



Schalwyk luego de ese partido, en su fábrica de plásticos logró reproducir la trompeta local, su producción inicial fue de 500 trompetas en el 2001, el siguiente año una compañía le compró 20 mil, a partir de ese momento su negocio de “Vuvuzelas” despegó.

“Vuvuzela” traduce “Rociarte o bañarte de ruido” y es un nombre muy apropiado para este instrumento que ha sido muy criticado por televidentes que siguen el mundial y por los jugadores que con ese infernal ruido no pueden escucharse entre sí en las canchas.

Estan disponibles en gran variedad de colores y tamaños, con precios desde lo 5 dólares. Algunas inclusive se venden junto con un par de tapones para los oídos.

En los 10 años de vida de la empresa (Masincedane Sport) han facturado siete millones de dólares en venta de vuvuzelas, la mitad de esa cifra ha sido facturada en este medio año.

Empresarios de muchos países quieren comercializar su trompeta: “Sucedió hace unos pocos días y parece que la vuvuzela va a llegar hasta Rusia” dijo Van Schalkwyk

Desde este mundial las vuvuzelas serán asociadas con Sudáfrica y muchos turistas que regresen luego del mundial a sus países llevarán esta curiosa trompeta en sus maletas.

Fuente | 1era Foto CC by by Axel Bührmann | 2da Foto CC by Whatleydude

One Response

  1. ARIEL Castellanos 12 Julio 2010