La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) (ALS por sus siglas en inglés), conocida en Estados Unidos como la enfermedad de Lou Gehrig, ex jugador de baseball de los New York Yankees que en 1939 tuvo que retirarse por esta enfermedad y en Francia como la enfermedad de Charcot, es una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular que provoca una parálisis muscular progresiva.  En casos avanzados los pacientes de ELA la única forma de comunicación que tienen es a través de la vista, por ese motivo Microsoft Research desarrolló una aplicación llamada GazeSpeak que tiene como objetivo permitir que las personas que padecen de ELA puedan comunicarse con otros a través del movimiento de sus ojos.

La aplicación es ejecutada en el smartphone de la persona con la que el paciente trata de comunicarse.  Apuntando la cámara del smartphone como si estuvieran capturando una fotografía.  El smartphone a su vez tiene una pegatina en la parte de atrás que muestra una cuadrícula con letras agrupadas en cuatro cuadros, uno a izquierda, otros a la derecha y los restantes arriba y abajo respectivamente.  A medida que el paciente va mirando los cuadros con las letras, GazeSpeak utiliza visión por ordenador para capturar el movimiento de los ojos y así identificar las letras a las que apunta.


Microsoft GazeSpeak

Uno de los desarrolladores de GazeSpeak, Xiaoyi Zhang, explica cómo funciona la aplicación de la siguiente forma:

Por ejemplo, para decir la palabra “task” el paciente primero mira hacia abajo para seleccionar el grupo que contiene la letra “t”, luego mira hacia arriba para seleccionar el grupo que contiene la letra “a” y así con el resto.

Claro, en este momento se preguntarán cómo la aplicación conoce que la letra en el cuadro de abajo es la “t” y la letra en el cuadro superior es la letra “a”, otros de los desarrolladores, Meredith Morris, explica que la aplicación utiliza inteligencia artificial para predecir las palabras.

En pruebas llevadas a cabo para determinar la efectividad de GazeSpeak, mostró un promedio de 78 segundos para completar una sentencia que por métodos actuales lleva 123 segundos.  En una de las pruebas una persona llegó logró “escribir” una sentencia en 62 segundos y dijo que probablemente esto podría mejorar cuando se la utilice en el mundo real.

En Mayo próximo Microsoft presentará la aplicación  en la Conferencia en Factores Humanos y Sistemas de Computación en Colorado, Estados Unidos, pero de acuerdo a la empresa de Redmond estará disponible antes en la tienda de aplicaciones de Apple y quienes quieran colaborar para mejorar la misma o adaptarla podrán hacerlo ya que es open source y el código estará disponible en forma totalmente libre.

Fuente | New Scientist
Via | Neowin


No olviden seguirnos y comentar en Facebook y en nuestra revista de Flipboard.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!