Tengo una peculiar habilidad que me aparece cada que salgo de viaje (además de poder encontrar la mejor y más barata barra de sushi en casi cualquier aeropuerto o de mi personal mapa de lugares para dormir en caso que mi vuelo se pase al día siguiente y además de siempre siempre tener una puntería ideal para encontrar al mesero que habla español) me causa algunas desavenencias: las tarjetas de acceso a las habitaciones no me funcionan.

No estoy seguro si es mi mochila, mi cartera, la ropa que llevo, mi personalidad electrizante (más bien que tengo mucha carga estática en mi esbelto cuerpecito) pero siempre esas tarjetas deben ser reprogramadas al momento que regreso a mi hotel por la tarde después de pasear, tener reuniones o simplemente salir a cenar. No puedo quejarme, pues en muchos hoteles donde me he hospedado debido a esta habilidad he hecho muy buenos contactos con el personal de Recepción pero no deja de ser una chusca molestia el tener que identificarme y pedir que de favor me reconfiguren la tarjeta porque ha dejado de funcionar.


Hotel - Ransomware

Pues según lei hace unos días en The Local, un hotel llamado Romantik Seehotel Jaegerwirt y ubicado en Austria sufrió una desavenencia que si yo hubiera estado ahí seguramente hubiera culpado a mis energías estáticas personales, pues bien hubiera pensado que mi habilidad se había traspasado a todos los huéspedes del mismo. En pleno fin de semana e inicio del invierno el Hotel fue presa de unos hábiles programadores que pusieron ransomware en sus servidores evitando que el sistema de apertura electrónica de puertas funcionase. Cabe mencionar que ningún huésped se quedó atrapado, pues la puerta puede ser abierta desde el interior, pero si salías e intentabas abrir tu puerta con tu tarjeta electronica estarías sin suerte.

Como se encontraba totalmente lleno decidieron acceder a la petición de los hackers que a cambio de $1,500 euros pagados en Bitcoins les dejaron en libertad. Muy seguramente por causa de un colaborador despistado que clickeo en algo que no debía fueron presas de estos ciber-terroristas. El ransomware por si no lo conocieran, es un ataque informático diferente al DDoS (Denegación de Servicio) donde por medio de métodos de encriptacion se intenta asegurar la mayor cantidad de información posible para cobrar al propietario de la misma por ser liberada. Han habido muchos ataques recientemente a hospitales, entidades de gobierno inclusive a personas comunes. El modus operandi es siempre el mismo, te piden una cantidad a ser cubierta en Bitcoin (que son difícilmente rastreables) a cambio de una clave para rescatar tus preciados archivos.

Si bien el hotel fue presa una ocasión, una actualización de sus medidas de seguridad evitó que lo fueran de nuevo, aprendieron la lección. Y a diferencia de los virus comunes, este tipo de ataque cibernético no distingue plataformas pues ataca igual a Windows, MacOS, Linux, Android siendo el único salvo hasta el dia de hoy iOS.

Moraleja: nunca hagan click a algo que no conocen o están seguros de su origen. Y, en lo posible, siempre pidan que les revisen las tarjetas antes de ir a su habitación para evitarse doble vuelta.

Via: The Local

No olviden seguirnos y comentar en Facebook y en nuestra revista de Flipboard.