Hoy en día es muy fácil configurar una red WiFi en el hogar, ya que prácticamente todo está automatizado y si bien a muchos les quitó el dolor de cabeza que provocaba configurar una red de este tipo en el pasado, de una forma u otra ha facilitado la tarea de los cibercriminales.



Red WiFi Doméstica

Imagen cortesía Pixabay

Muchos de los router WiFi incluyen la instalación EZ que a través de un botón permite conectarse o vienen con un nombre predeterminado de red que permite conocer que router están utilizando.

Configurar la red WiFi del hogar no es difícil y si lo hacen ustedes mismos, agregarán una capa más de seguridad que hará más difícil que su vecino o alguien que se encuentra en un automóvil estacionado frente a su casa pueda ingresar en su red WiFi y luego fácilmente obtener información privada que tienen en sus dispositivos o utilizar su red para realizar cualquier otra cosa que ustedes no harían.

A continuación tienen unas recomendaciones ofrecidas por la firma de seguridad desarrolladora del antivirus y software de seguridad Kaspersky, que les permitirá proteger su red WiFi.

7 Recomendaciones para proteger la red WiFi del hogar

1. Evita la instalación EZ. Algunos routers wifi prometen una instalación nada difícil (tan solo la pulsación un botón para conectarse). Pero cuando no conoces tus propias credenciales, no eres el maestro de tus dominios.

2. Cambia el nombre a la red wifi de tu router. Estrictamente hablando, este paso no hace que tu red sea más segura, pero hace que la situación de toda tu red mejore. Cuando vayas a conectarte o ayudes a un invitado a conectarse, no tendrás que recordar si eres NETGEAR58843 o Linksys-u8i9o. En su lugar, puedes elegir un nombre que sea fácil de recordar (o divertido o gracioso).

3. Cambia las credenciales de acceso al router. Los fabricantes de routers suelen reutilizar nombres de usuario y contraseñas por defecto. Puedes buscarlos en Internet (por ejemplo, algunos fabricantes, según el modelo, usan “admin” o un espacio en blanco tanto para el nombre de usuario como para la contraseña). Esto no es un secreto de estado, pero tus credenciales de acceso deberían ser supersecretas, así que elige unas nuevas. Puedes asegurarte de que has elegido una contraseña segura con el verificador de contraseñas de Kaspersky Lab.

4. Asegúrate de que la página de inicio de sesión no es accesible desde Internet. Los routers modernos suelen tener una característica que permiten que los ajustes se cambien de forma remota, desde Internet, lo que puede ser muy útil en algunas circunstancias, pero también se trata de una inseguridad, así que si no la necesitas, desactívala. El nombre de la opción puede variar según el fabricante, pero busca entre los ajustes de tu router algo como “Gestión remota” y asegúrate de que está desactivada.

5. Protégelo con un protocolo de cifrado de confianza y con una contraseña de red segura.Esta es la parte más importante. En el paso 3, hemos cambiado los datos de acceso del router para proteger sus ajustes. Ahora vas a elegir la contraseña de tu red. Es lo que escribes en tu PC, Mac, smartphone, tableta u otros dispositivos conectados para que puedan acceder a Internet mediante wifi. No querrás que un extraño o tu vecino acceda a tu wifi. Personalmente, aconsejo elegir un cifrado WPA2 Personal para la contraseña. También puedes elegir una frase de contraseña que sea más frase de recordar que una contraseña compleja, pero también debe ser difícil de averiguar.

Muy importante: Protege tu wifi con un cifrado WPA2 y con una contraseña segura

6. Protege todas tus redes wifi. Personalmente, no tengo una red para invitados porque mi red habitual está muy bien cerrada. Pero si tu router permite activar una red para invitados y quieres crear una, hazlo. Llámala algo del tipo “MiRedGenial – INVITADOS” y dale también una contraseña y cifrado seguros, así no tendrás que dar a cualquiera la contraseña de tu red privada.

7. Protege todos tus dispositivos. Uses un ordenador, una tableta, un smartphone, un Kindle o el dispositivo conectado que sea, protégelo con una contraseña segura. No le des a nadie tu contraseña. Utiliza software de seguridad en cada dispositivo (y ten al día todo el software).