La fecha límite que tenían desarrolladores de aplicaciones de Windows para cumplir con la clasificación de sus aplicaciones por edad, basados en el sistema IARC (International Age Rating Coalition) era el 30 de Septiembre pasado, pero Microsoft no removió todas las aplicaciones de la Tienda de Windows en forma masiva.



En cambio la empresa de Redmond la semana pasada explicó que comenzó a hacerlo en forma gradual, lo que significa más tiempo para que algunos desarrolladores cumplan con esta política de clasificación por edad.

Igualmente ya son varios los desarrolladores que han recibido un email indicando que su aplicación fue removida de la tienda de Windows por no cumplir con lo establecido por Microsoft en su política 11.11 de clasificación por edad..

 

Lo único que deben de hacer los desarrolladores para cumplir con esa política es llenar un pequeño cuestionario que no lleva mucho tiempo, solo unos minutos, lo que en algunos casos es inexplicable.

Igualmente hay que tener en claro que probablemente algunas aplicaciones ya no volverán a la tienda de Windows, pues han sido abandonadas por sus desarrolladores.

Los usuarios que hayan instalado las aplicaciones que fueron removidas de la tienda por esta razón, no tendrán problemas en seguir utilizando las mismas en sus sistemas.