facebook-page-flickr



Escrito por Sara de la Torre –

Es una evidencia que cada día son más las pymes que se rinden a los encantos de Facebook a la hora de relacionarse con sus clientes y de buscar nuevas oportunidades de negocio. Sin embargo, la mayoría no disponen de los medios ni los conocimientos necesarios para sacarle todo el partido a la herramienta de comunicación y marketing de Zuckerberg.

En muchas ocasiones, propietarios de pequeños negocios me preguntan cómo se puede hacer para vender más en Facebook. Para mí, la fórmula es sencilla: cumpliendo las mismas premisas que en tu tienda física. Ten tu espacio bien decorado, da una atención personalizada, intenta que tu escaparate sea mejor que el de la competencia, muestra tu género de una forma atractiva, conversa amablemente con los clientes, atiende las reclamaciones… Básicamente lo que viene siendo “llevar un negocio”.

Pero es cierto que en la parte más técnica de las redes sociales, a veces los pequeños empresarios suelen tener dudas sobre cómo hacer las cosas y, en la mayoría de los casos, no tienen presupuesto para poder externalizar este servicio. Por eso, he elaborado una pequeña guía, muy básica, que espero os sirva de ayuda para que, con una dedicación de 10-15 minutos al día, podáis mejorar las ventas de vuestro negocio.

  1. Para poder estar en Facebook te tienes que crear un perfil. El perfil siempre es el de una persona, es decir, tu nombre y tus apellidos (o un psudónimo). Nunca el nombre de tu marca. Una vez tengas creado el perfil, es entonces cuando pasarás a crear la página de tu negocio. Se hace en este enlace: https://www.facebook.com/pages/create
  2. Configura bien tu página. Primero tendrás que definir qué tipo de negocio eres, y una vez lo hayas establecido, introducir todos los datos básicos: dirección, teléfono, horarios de apertura, web, descripción de a qué os dedicáis, etc… Es muy intuitivo e irás viendo los campos a rellenar según vayas navegando por la página. En este punto, es de vital importancia la selección de las imágenes de perfil. Tendrás que poner dos, una de portada y otra para tu avatar principal. La de portada (es la grande que se muestra en la parte superior de tu página) puede ser una imagen de tu negocio o de los productos que vendes. La de perfil, siempre se va a ver muy pequeña –especialmente en los móviles- por lo que es recomendable que sea el logotipo de tu marca o algo muy representativo de lo que “vendes”.
  3. Perfecto, ya tienes tu página. ¿Y ahora? Pues igual que tienes tus rutinas en tu negocio (hacer caja al cerrar, reponer el género, atender el correo electrónico, llamar a proveedores…), tienes que crear tu rutina para Facebook. Decide en qué momento del día vas a dedicarle 10-15 minutos a tu negocio y respétalo religiosamente. ¿Y qué vas a hacer en esos 10-15 minutos?: – Enviarle un mensaje diario a tus clientes. Ese mensaje puede tratar de distintos temas, pero que más o menos tengan coherencia a lo largo del tiempo. Por ejemplo, si eres una tienda de ropa infantil, puedes publicar información sobre alguna oferta que tengas en la tienda, algún artículo interesante sobre bebés que hayas leído o algún consejo sobre tejidos para niños. – Por supuesto, tendrás que revisar si alguien ha hecho algún comentario o ha enviado un mensaje a tu página y contestarlo. Gestiona las reclamaciones y quejas con mucha mano izquierda. Recuerda que tu respuesta la ve no sólo la persona afectada, sino todos los potenciales clientes de tu negocio. Cuando accedas a la página te dejará elegir si quieres publicar en nombre de tu empresa o en el tuyo particular. Hazlo siempre con el nombre de la empresa.

facebook-crear-página

Esto es lo más básico que tienes que hacer para crear tu espacio en Facebook y atraer posibles ventas. Si tienes una base de datos de clientes con sus direcciones de mail o sus teléfonos móviles, puedes enviarles un mensaje invitándoles a seguir tu página con la URL (la dirección de internet ) de la misma. Y también será muy importante que sigas a otras empresas y grupos relacionados con tu sector y que participes, siempre que te parezca interesante, en sus conversaciones.

A este paquete básico, le vamos a añadir unas cuantas recomendaciones para los más aplicados:

  1. Prácticamente todas las ciudades tienen ya sus propios “Grupos” de Facebook. No son ni perfiles ni páginas, recordad: Grupos. En esos grupos los vecinos de una ciudad comparten información sobre política, educación, negocios, etc… Los encontrarás poniendo en el buscador de Facebook el nombre de tu ciudad. Las páginas no pueden ser seguidoras de los grupos, pero las personas sí, por lo que te recomiendo que sigas todos los grupos existentes sobre tu ciudad y que participes con asiduidad en las conversaciones, siempre de una forma amable y sin entrar en conflicto y esperando la oportunidad de que alguien requiera los servicios de una empresa como la tuya. En este punto es muy importante ser transparente, así que identifícate siempre que recomiendes tu negocio como empleado o propietario del mismo.
  2. Facebook permite generar cupones de ofertas. Su funcionamiento es muy sencillo. Debes tener al menos 50 seguidores para poder crear una oferta y se hace desde el ordenador en el mismo espacio en el que escribes tus noticias cada día. Arriba, tendrás un botón que dice “Oferta, evento+”. Rellena los datos que te pide y podrás generar cupones para que los seguidores de tu página de Facebook se beneficien de descuentos en tu negocio. Cuando un usuario acepta una oferta de tu negocio, recibe un mail con un cupón que, al presentarlo en tienda, hace efectivo el descuento o promoción que ofreces. No abuses de esta herramienta.
  3. Campañas de publicidad. La publicidad en Facebook es muchísimo más barata y efectiva que cualquier otro medio tradicional (prensa, revistas, radios…). Puedes hacer una campaña desde 1 €. Imagínate que quieres a dar a conocer tus servicios o una oferta de tu tienda. La forma más fácil de activar una campaña para principiantes es publicar esa información (puede ser texto, imagen o vídeo) como si fuera una noticia normal y corriente y después hacer clic en el botón “Promocionar Publicación” que aparece debajo cuando ya has publicado la noticia. Te pedirá los datos de facturación y un número de tarjeta (no te preocupes, es un sistema súper seguro). A partir de ahí, podrás decidir a qué personas quieres hacer llegar tu publicidad.

Si eres un negocio local, dirígete sólo a la gente de tu ciudad en “Lugar”, elige bien la edad de los potenciales clientes, su sexo. Puedes añadir intereses y otros parámetros. Por ejemplo, si eres una tienda de patinetes de Rivas-Vaciamadrid puedes elegir que tu publicidad la vean sólamente usuarios de Facebook que vivan en Rivas-Vaciamadrid, Arganda y San Fernando, con una edad entre 14 y 45 años (para coger a adolescentes y padres), de cualquier sexo, con intereses en skate, hip hop, patines, urban, roller, patinaje, etc… De esta forma, no estarás gastando el dinero en hacer llegar la publicidad a gente que no tiene ningún interés por los productos o servicios que ofertas. No te olvides incluir el máximo de dinero que quieres gastar en esa campaña y cuántos días quieres que dure (inversión mínima 1€/día).

Si eres capaz de sacar adelante estos sencillos consejos, muy pronto empezarás a probar nuevos trucos y tácticas que incrementarán aún más, sin lugar a dudas, la reputación y las ventas de tu negocio. Y si quieres algún consejo gratuito extra o que te recomiende a algún profesional en tu zona para que gestione esta parte de tu negocio, no dudes en consultarme a través de los enlaces de mi firma.

 

Sara de la TorreSara de la Torre, periodista con más de 15 años de experiencia en comunicación y marketing digital. Actualmente es Directora Social Media en la consultora internacional Way to Blue. Ha sido la manager de grandes proyectos de estrategia digital para El Corte Inglés, PortAventura, Cerveceros de España o Preservativos Control. Muy inmersa en innovación y desarrollo estratégico para la comunicación digital. Organiza regularmente ThinkTanks en Madrid con reducidos grupos de profesionales del sector. Le podéis encontrar en Twitter y Linkedin.

Imagen de portada cc Spencer E Holtaway