nsa-office



Edward Snowden es para algunos un héroe y para otros un traidor, un hombre valiente, astuto o loco dependiendo del punto de vista que se le mire; si bien la historia será la encargada de colocarlo en el lugar que le corresponde y hará los juicios pertinentes, lo cierto es que a él le debemos conocer ahora sobre el programa PRISM que la NSA está llevando a cabo.

Si, basta de suposiciones basadas en películas de conspiraciones, ahora sabemos que el gobierno de Estados Unidos está espiando al mundo. ¿Te sorprende? La verdad no es algo que deba sorprendernos a nadie porque estamos en la época de la información, donde esta tiene mucha importancia para muchos aspectos internacionales como el comercio, la seguridad nacional y la diplomacia.

Entonces se ha desatado el debate, entre aquellos que defienden la privacidad de la red y aquellos que abogan por la seguridad en la red. A mi parecer ambos tienen un poco de razón pero llegar a un acuerdo será bastante difícil. Por otro lado, nos están espiando, ¿pero a qué nivel, con qué métodos y quienes lo hacen?

Ante todo el alboroto que se ha generado en últimos días la NSA ha emitido dos documentos donde justifican el monitoreo de metadatos telefónicos y de Internet, y un dato interesante es que indican que sus capacidades son limitadas y solo espían el 1.6% de las comunicaciones mundiales, cifra que indica, según ellos, que su alcance ha sido maximizado para aumentar la presión internacional.

Además desde la agencia indican que de ese 1.6% solo seleccionan el 0.025% para analizarlo a detalle. Para dar una idea de esto dicen lo siguiente: “Si el ecosistema global de comunicaciones fuera del tamaño de una cancha de básquetbol la NSA solo recolecta un área del tamaño de una moneda”.

Ahora bien, supongamos que dicen la verdad y que sus capacidades de espionaje son limitadas. ¿El hecho de que espíen poco les da derecho a espiar? ¿Podemos estar tranquilos entonces? Sinceramente no lo creo, por la razón de que aunque estén diciendo la verdad soy de la idea de que son muchos los gobiernos del mundo que espían a sus ciudadanos, solo que aún no se ha hablado de ello.

También debo resaltar que los documentos emitidos por la NSA no dicen nada sustancial respecto a quienes son las empresas que están colaborando con ellos, que tipo de métodos están usando para espiar, como recolectan la información y que trato le están dando una vez obtenida. A mi parecer este tipo de cuestiones son las que realmente deberían informar.

[Vía The Verge]