Rotabuggy, el innovador Jeep que volaba

Durante la Segunda Guerra Mundial, las unidades paracaidistas y aerotransportadas cobraron una gran importancia en el campo de batalla. Sin embargo, la necesidad de transportar vehículos y equipos de manera eficiente se convirtió en un problema para los ejércitos. La búsqueda de soluciones que facilitaran el traslado de tropas y material sin depender de pistas de aterrizaje o de materiales escasos como la seda para fabricar paracaídas llevó al Ministerio del Aire británico a contratar al ingeniero Raoul Hafner (1905-1980) para desarrollar una nueva solución: el Rotachute.

Hafner_Rotachute
Hafner Rotachute – Imagen Wikipedia – Public Domain

El Rotachute era un planeador monoplaza con un rotor de autogiro diseñado para frenar la caída gracias a las corrientes de aire. Basándose en el éxito de este invento, Hafner inició en 1943 el desarrollo del «Jeep de los aires»: el Rotabuggy.

Inspirándose en el autogiro creado por el ingeniero español Juan de la Cierva, Hafner tomó como base el versátil Jeep Willys Truck 4×4 y le añadió un rotor de dos aspas de 14,22 metros de diámetro y una cola con timón y estabilizadores similares a los de un avión. Además, se colocaron puertas de material acrílico ligero en ambos lados del puesto del piloto/conductor.

El Rotabuggy, pintado con camuflaje y la insignia de la Royal Air Force, tenía un peso total de 1.411 kg, con 948 kg correspondientes al Jeep y 249 kg al rotor y fuselaje. El diseño de Hafner preveía una velocidad máxima de 241 km/h y una velocidad mínima de despegue y aterrizaje de 58 km/h.

El objetivo del Jeep Rotabuggy era ser remolcado por un avión hasta su destino, donde descendería suavemente hasta llegar a tierra, de manera similar a un helicóptero. Durante las pruebas, el vehículo demostró poder resistir aterrizajes bruscos, como caídas desde 2,35 metros sin sufrir daños.

Jeep - Rotabuggy
Hafner Rotabuggy – Imagen Wikipedia – Public Domain

Se realizaron ensayos de despegue remolcado por un camión, alcanzando una velocidad de planeo de 72 km/h. En el aire, tras varios intentos, se lograron resultados satisfactorios utilizando un bombardero Whitley A.W. 38 como avión tractor. Sin embargo, el desarrollo de planeadores capaces de transportar vehículos pesados terminó por frenar este innovador proyecto del Jeep de altos vuelos.

A pesar de que el Rotabuggy no llegó a ser utilizado en combate, su diseño y concepto marcaron un hito en la historia de la aeronáutica y la innovación militar, evidenciando el ingenio y la audacia de los ingenieros de la época en la búsqueda de soluciones para los desafíos de la guerra.



Siguenos por Twitter a través de @Geeksroom y no te pierdas todas las noticias, cursos gratuitos y demás artículos. También puedes seguirnos a través de nuestro canal de Youtube para ver nuestros vídeos y a través de Instagram para ver nuestras imágenes! ¿Pinterest? Allí también podrás disfrutar de Geek's Room.