Audi AG alcanza otro hito en pos de mejorar el medio ambiente logrando reducir la producción de aguas residuales en la fabricación de su vehículos.

En el proceso de fabricación de automóviles el agua es un elemento necesario que se utiliza en varias faces de la fabricación de un vehículo y sin ir muy lejos un ejemplo claro de esto se da en el taller de pintura.

Audi AG acaba de inaugurar un nuevo centro de suministro de agua para su planta de fabricación de automóviles en Ingolstadt, Baviera, Alemania, que le permite utilizar el agua mucho más eficientemente, un uso más sostenible.

AUDI AG - Planta en Ingolstadt

Esta no es la primera vez que la automotriz alemana trabaja en pos de la descarga cero de líquidos en una de sus plantas, desde el 2018 en su planta de San José Chiapa, en México, AUDI AG fabrica automóviles sin producción de aguas residuales.

Cómo procesa Audi AG las aguas residuales en su planta de Ingolstadt

De acuerdo a Audi AG, antes de que las aguas residuales se vuelvan a usar, son procesadas en 3 etapas:

  1. Primero se someten a un proceso físico-químico, lo que neutraliza los componentes alcalinos y ácidos y elimina los metales pesados.
  2. En la segunda etapa se utiliza el biorreactor de membrana (MBR), donde el agua utilizada para la producción se mezcla con aguas residuales sanitarias y se libera de componentes orgánicos. Posteriormente, el MBR elimina las bacterias y los virus de las aguas residuales utilizando membranas de poro fino.
  3. La ósmosis inversa es la última etapa y es donde se elimina las sales residuales y tras este proceso, el agua tratada vuelve al proceso de producción como agua de servicio.

En total con este nuevo proceso en la planta de Ingolstadt,  Audi ahorrará hasta 500.000 metros cúbicos de agua por año.  En el futuro entre la nueva planta de tratamiento y la planta existente, la automotriz alemana podrá reciclar casi la mitad de las aguas residuales que se generan en Ingolstadt.

AUDI AG - Planta en Ingolstadt - Procesamiento de Aguas Residuales

Además Audi AG en esa planta utiliza cada vez más agua de lluvia que recoge a través del techo de su fábrica (450.000 metros cuadrados) y de la zona de estacionamiento de vehículos.  Esta agua es almacenada en cisternas subterráneas.  Dependiendo de las condiciones climáticas, AUDI puede llegar a obtener aproximadamente 260.000 metros cúbicos de agua de lluvia cada 12 meses.

El Director de Protección Ambiental de AUDI AG, Rüdiger Recknagel, nos explica lo siguiente acerca de este sistema innovador de tratamiento de aguas residuales,

Gracias a este innovador sistema de tratamiento de aguas residuales, estamos reduciendo en un tercio las necesidades de agua necesaria para la producción en la planta de Ingolstadt. Al mismo tiempo, evitamos aproximadamente el 40% de las aguas residuales.

Esto es parte del objetivo próximo de AUDI AG para “reducir los factores ambientales de energía, las emisiones de CO2, el agua dulce, los residuos y los compuestos orgánicos volátiles en un 35% por cada automóvil fabricado en 2025, tomando 2010 como año de referencia” y es parte del objetivo a largo plazo que es la producción de automóviles con cero emisiones de CO2 y sin producir aguas residuales.


Esta semana puedes comenzar a cursar alguno de estos 30 cursos sin costo, no pierdas la oportunidad de aprender algo nuevo!