Matt Thompson es un carpintero como pocos, al que le gusta mucho trabajar con madera pero de una forma artística, creando diferentes cosas, aunque su principal hobby es el crear las sillas que entre otras cosas deben ser las más ridículas del mundo.

Thompson expresa su misión muy bien en su página Thompson Woodworks en Facebook: “Estoy en la misión de hacer las sillas más ridículas, inteligentes, divertidas y exageradas que el mundo haya visto nunca.   Manténgase atento a las creaciones más escandalosas de Thompson Woodworks!“.

Si ven la página de Thompson en Facebook verán las obras de arte que ha creado con madera.

Este singular artista carpintero creó un muy singular acariciador automático de perros, el cual pueden ver en acción en el próximo vídeo:

 

Vía | Laughing Squid


Esta semana puedes comenzar a cursar alguno de estos 30 cursos sin costo de programación, no pierdas la oportunidad de aprender algo nuevo!