Como adaptar tu curriculum vitae a cada búsqueda de trabajo

No todos los puestos de trabajo ofrecidos son iguales y si bien pueden estar dentro de la especialización del profesional que ofrece sus servicios, pueden llegar a necesitar más experiencia en alguna tarea específica que muchas veces no se ve reflejada en el curriculum vitae del profesional, aún teniendo la experiencia necesaria para realizar la misma y ese es el motivo por el cual el reclutador de la empresa que ofrece el puesto de trabajo no se siente atraído por el mismo, el CV no tiene lo que tiene que tener para llamar la atención de ese reclutador.

Lamentablemente y como bien lo señala la gente de Love Mondays, servicio donde profesionales evalúan en forma anónima las empresas en las que trabajan, adaptar el CV para cada puesto de trabajo ofrecido es una tarea engorrosa, a veces complicada y por sobre todo a nadie le gusta hacerlo.

Empleo - Carrera

Por el contrario, si adaptamos el CV aumentarán considerablemente las probabilidades de que el reclutador lea más profundamente el CV y claro que cuando hablo de adaptar, no significa mentir.  Significa poner de relieve algo que el profesional conoce, tiene experiencia, pero que no se ve plasmado en el CV original.

Con respecto a la adaptación del CV, hoy en día las herramientas digitales para hacerlo nos facilita la tarea y por supuesto no necesitan volver a crear el CV desde cero, al contrario, mucha información no es necesario que la modifiquen.

A continuación tienen unas recomendaciones que nos acercó el equipo de especialistas de Love Mondays, para adaptar el CV a distintos ofrecimientos de trabajo,

¿Qué mantener?

No es necesario reeditar el documento por completo. Existen algunos datos que son fijos y pertinentes para toda búsqueda de empleo. La información personal como nombre, edad,  dirección y contratos pueden ser mantenidos y replicados en todas tus candidaturas, así como tu nivel de educación y las empresas en las que trabajaste o el cargo de tus antiguos empleos en caso de que estés buscando oportunidades en el mismo sector. Si estás modificando completamente tu CV o pensando en una remodelación, lo ideal es hacer foco en un layout que sea práctico a la hora de actualizar la información.

¿Qué modificar?

Se debe tener en cuenta que estas no son reglas fijas y que no significa que vas a necesitar reescribir todos los puntos. Muchas veces lo que necesitás hacer es colocar o agregar algunos datos específicos.

1. Objetivo profesional

Si tu currículum comienza comunicando tu objetivo profesional, debés ser detallado y atento a este punto. Esta es la primera oportunidad de decir a tu reclutador exactamente lo que buscás y despertar el interés. No tiene sentido escribir que tu objetivo profesional es ejercer el cargo de gerente de abogado cuando se trata de un puesto de asuntos legales.

Demostrá que tus objetivos profesionales se encajan en la búsqueda ofertada y que al menos conocés las actividades del puesto y del rubro en el que se encuentra.

2. Logros en trabajos anteriores

Un error muy frecuente es la descripción de grandes hechos en diversas experiencias anteriores. Hay que pensar si tiene sentido brindar esas informaciones al reclutador y si no existe algo más estratégico para contar. Hacé que tu reclutador desee que tengas los mismos resultados en su empresa, adaptando tu CV a experiencias relacionadas con ese puesto.

3. Habilidades específicas

¿Este puesto exige conocimiento y habilidades específicas? Si así es, llegó la hora de mostrar cuán bueno sos al respecto. Priorizá la exhibición de habilidades que te darán una ventaja competitiva sobre otros participantes del proceso selectivo y que son fundamentales para desempeñar la función en mira. Tené cuidado también de no comunicar cosas que no tengan sentido para el puesto, usá el espacio para ser asertivo y mostrar cuán calificado sos para la oportunidad.

Leé bien la descripción del puesto. Colocá primero las habilidades fundamentales y que realmente agreguen un diferencial al tipo de profesional que sos. Puede que no tenga sentido decir que tu habilidad en ventas  es maravillosa si el puesto es para trabajar es el área de Comunicación.

4. Experiencias adicionales

Voluntariado, trabajos experimentales, intercambios y otras experiencias diversas pueden valer mucho dependiendo de la compañía. Tené una visión amplia sobre los valores y la cultura de la empresa para entender lo que vale más la pena poner en evidencia en este campo. Si el puesto exige un nivel avanzado en una lengua extranjera, destacá un viaje de intercambio o de trabajo a un país en el que hablen ese idioma. ¿Es una empresa del tercer sector? Valorizá los trabajos voluntarios que realizaste, aunque no haya sido algo estructurado.

5. Layout y estilo visual

El currículum necesita comunicar qué tipo de profesional sos y ser acorde a la oportunidad a la que te estás postulando.
¿El puesto está relacionado con diseño o publicidad? Entonces no tengas miedo de que tu CV tenga un formato fuera de lo tradicional o sea creativo.  Igual, ¡Cuidado! Tenés que conocer bien el tipo de organización al cual te estás postulando.  Algunas empresas tienden a ser más serias y adoptar una postura tradicional y otras poseen un ambiente y concepto más descontracturado.

Love Mondays también recomienda que lean las evaluaciones de los profesionales en su servicio, pues los ayudará a conocer el ambiente de una empresa antes de enviar el CV.