HPE anunció el desarrollo de la Supercomputadora con procesadores ARM más grande del mundo

Hewlett Packard Enterprisef hoy anunció que en colaboración con Sandia National Laboratories y el Departamento de Energía de EE. UU. (DOE) desarrolló el superordenador con procesadores ARM más grande del mundo.

El nuevo sistema basado en ARM, llamado Astra, será utilizado a través del programa Vanguard por la Administración Nacional de Seguridad Nuclear (NNSA) para ejecutar cargas avanzadas de modelado y simulación para abordar áreas como seguridad nacional, energía y ciencia.

HPE

En estos días a medida que las organizaciones realizan tareas de investigación intensiva que requieren procesar y analizar grandes conjuntos de datos para mejorar el futuro de la medicina, cambio climático, espacio y exploración de petróleo y gas, existe una demanda importante de mayor rendimiento informático.  Es por eso que para acelerar ese proceso de investigación y descubrimiento se está produciendo una carrera para alcanzar la próxima tecnología en supercomputación con un sistema de clase exaescala (sistemas que son capaces de procesar operaciones de 1 exaflop), algo así como 10 veces más que los sistemas actuales.

En esa carrera quien ha avanzado mucho es el Departamento de Energía de los Estados Unidos, organización que piensa entregar el primer sistema de exaescala para el año 2021.  De acuerdo a HPE este ente del gobierno norteamericano para cumplir con esto “está invirtiendo en diversas arquitecturas para respaldar el desempeño necesario, la memoria y las capacidades escalables para impulsar la ingeniería al próxima gran frontera en informática“.

Históricamente el ecosistema HPC (High Performance Computing) ha sido dominado por arquitecturas basadas en x86.  Ahora con esta arquitectura basada en ARM, HPE está construyendo una red diversa para ofrecer opciones más competitivas para alimentar superordenadores de próxima generación, mientras que a su vez va acelerando el camino a la exaescala.  Además HPE está entregando diseños centrados en la memoria que soportan cargas de trabajo HPC más intensivas.

Respecto al anuncio el vicepresidente del Grupo de Tecnologías Avanzadas de HPE, Mike Vildibill, señaló lo siguiente,

Al presentar los procesadores Arm con el HPE Apollo 70, una arquitectura HPC especialmente diseñada, estamos brindando elementos potentes como rendimiento óptimo de la memoria y mayor densidad, a los supercomputadores que las tecnologías existentes en el mercado no pueden igualar.

En cuanto a la colaboración con Sandia National Laboratories, Vildibill añadió lo siguiente,

Sandia National Laboratories ha sido un socio activo en el aprovechamiento de nuestra plataforma basada en Arm desde su diseño inicial y lo presenta en el despliegue de la supercomputadora basada en ARM más grande del mundo, es una inversión estratégica para el DOE y la industria en general como corremos hacia el logro de la computación exascala.

Con la entrega de Astra, HPE estará realizando un avance muy importante en su camino a la exescala. HPE ofrece más de 2.3 petaflops pico de rendimiento teórico, un rendimiento de memoria 33% mejor que las ofertas de mercado tradicionales y una mayor densidad del sistema.

El NNSA, una agencia dentro del DOE que es responsable de la gestión y seguridad de los programas de armas nucleares, no proliferación nuclear y reactores navales del país, utilizará Astra para avanzar en el modelado y herramientas de simulación para mejorar el análisis en experimentos científicos intensivos en datos.

Astra será instalado en Sandia National Laboratories y correrá en un HPE Apollo 70. Esta plataforma HPC especialmente diseñada se basa en el procesador Cavium ThunderX2 Arm.   Astra está compuesto por más de 145,000 núcleos en 2,592 servidores de doble procesador y ofrece una mayor densidad con cuatro nodos de cómputo en un factor de forma 2U.