ZTE no podrá comprar componentes de empresas de EE.UU. incluida Qualcomm

El Departamento de Comercio de EE. UU. ha prohibido a las empresas estadounidenses vender componentes a uno de los mayores fabricantes chino de equipos de telecomunicaciones, la empresa ZTE Corp.  La prohibición es por 7 años y producto del no cumplimiento de los términos de sanciones impuestas a ZTE luego de declararse culpable en una corte Federal de aquí de Texas por el cargo de conspiración al violar Sanciones de EE.UU. a Irán.  A pesar de las sanciones, ZTE siguió enviando ilegalmente productos y tecnología norteamericana a Irán.

ZTE

De acuerdo a Reuters, esta prohibición puede ser devastadora para ZTE, ya que las empresas norteamericanas proveen entre el 25 y 30% de los componentes usados en los equipos de ZTE, incluidos equipos de redes y teléfonos inteligentes.

Sin lugar a dudas esta sanción también afectará a todas las empresas de EE.UU., incluida Qualcomm que vende los procesadores Snapdragon para los smartphones que fabrica y comercializa ZTE.

Con respecto a la prohibición el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, señaló lo siguiente,

ZTE hizo declaraciones falsas al gobierno de los EE. UU. Cuando fueron descubiertos originalmente y puestos en la Lista de entidades, hizo declaraciones falsas durante el aplazamiento que se le dio y volvió a hacer declaraciones falsas durante su período de prueba.  ZTE engañó al Departamento de Comercio. En lugar de reprender al personal de ZTE y a la alta gerencia, ZTE los recompensó. Este comportamiento atroz no puede ser ignorado.

Además y si bien esto no se ha tenido en cuenta en esta sanción, al igual que la empresa Huawei, en varias ocasiones fue nombrada por los servicios oficiales de inteligencia por el tema de espionaje, aunque en este caso tuvo mejor suerte que la otra compañía china, Huawei, la cual por este tema no pudo llegar a ningún arreglo para vender sus smartphones a través de las operadoras telefónicas, quienes tienen una cuota muy alta del mercado de venta de smartphones en Estados Unidos.