Intel anunció el rediseño de sus procesadores con particiones para solucionar Spectre y Meltdown

Después del descubrimiento de las graves vulnerabilidades Spectre y Meltdown que estuvieron presentes en los los procesadores lanzados por Intel en los últimos años, esa empresa anunció el rediseño de los futuros procesadores y hoy ofreció un poco más de información al respecto.

A través de un post del blog oficial de la empresa el CEO de Intel, Brian Krzanich, comentó que ya han lanzado micro código para el 100% de los productos lanzados en los últimos 5 año que requieren protección contra las vulnerabilidades Meltdown y Spectre.

Krzanich recomienda que con estas actualizaciones disponibles hoy, los usuarios y empresas se aseguren de mantener sus sistemas actualizados, que es la forma más fácil y eficiente de estar protegidos.

Spectre y Meltdown

En cuanto a nivel de hardware del futuro, el CEO de Intel dijo que mientras la variante 1 seguirá combatiéndose a través de mitigaciones de software, llevarán a cabo cambios de diseño en los procesadores para arreglar las variantes 2 y 3 de Spectre y Meltdown.

Para cumplir con lo anterior Intel ha rediseñado partes del procesador para introducir nuevos niveles de protección a través de particiones, las cuales protegeran las variantes 2 y 3.

Krzanich explica que para tener una idea de lo que significan estas particiones, debemos pensar que estas son como “paredes protectoras” entre aplicaciones y niveles de privilegio de usuarios para crear obstáculos y así bloquear a los cibercriminales para que no se aprovechen de las vulnerabilidades.

Estos cambios de diseño están planeando introducirlos con la próxima generación de procesadores Intel Xeon Scalable, cuyo nombre de código es Cascade Lake.  También con los procesadores de 8va Generación Intel Core, todos los cuales serán lanzados en el segundo semestre de este año.

La cuestión de muchos es si este arreglo en el hardware causará problemas de rendimiento, como se producen en algunos procesadores con las mitigaciones vía software.  El CEO de Intel se encargó de aclarar esto diciendo que el rendimiento no se verá perjudicado.