6 Directores de agencias de inteligencia de EE.UU. expresaron desconfianza sobre productos y servicios de Huawei y ZTE

Directores de 6 de las agencias de inteligencia y seguridad más importante de los Estados Unidos, entre ellas la CIA, el FBI y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA por sus siglas en inglés), expresaron su desconfianza sobre las empresas chinas Huawei y ZTE a una comisión de investigación del Comité de Inteligencia del Senado norteamericano. Además resaltaron como positiva la acción de las compañías de telecomunicaciones de Estados Unidos al resistirse a vender sus productos.

No hace mucho, cuando parecía que AT&T comenzaría a vender terminales de Huawei, faltando poco tiempo para la presentación del último terminal de la empresa china, decidieron cancelar el acuerdo debido a las recomendaciones de las agencias de inteligencia.

Los directores en conjunto expresaron al Comité de Inteligencia del Senado que no recomendarán a los ciudadanos norteamericanos usar productos y servicios de fabricante de smartphones Huawei.

El actual director del FBI, Chris Wray, declaró ante la comisión que “estamos profundamente preocupados por los riesgos de permitir que cualquier empresa o entidad comprometida con gobiernos extranjeros que no comparten nuestros valores adquieran posiciones de poder dentro de nuestras redes de telecomunicaciones“.

Wray además agregó lo siguiente referente a lo anterior:

Eso proporciona la capacidad de ejercer presión o control sobre nuestra infraestructura de telecomunicaciones. Proporciona la capacidad de modificar o robar información maliciosamente y proporciona la capacidad de realizar espionaje no detectado.

Desde hace rato Huawei está intentando ingresar de lleno en el mercado norteamericano, pero ante la negativa de las empresas americana a comercializar sus productos, es una pendiente muy difícil de subir para la compañía china.

El 90% del mercado de smartphones  en Estados Unidos está gobernado por las principales compañías de telecomunicaciones (AT&T, Verizon, Sprint, T-Mobile) quienes producen la mayoría de las ventas de terminales.

Pero la empresa china no se da por vencida y aún así aseguró que lanzará sus productos en el mercado norteamericano.