Miguel Raimilla: “Somos más grandes que Facebook”

Elvira Aliaga es comunicadora social por la Universidad Complutense de Madrid y trabaja en el área de voluntariado en varias organizaciones, una de ellas la Fundación Esplai. Aliaga tuvo la oportunidad de entrevistar al flamante Director Ejecutivo de Telecentre y la entrevista completa aparece en el No. 40 del Diario de la Fundación Esplai.

Desde el 3 de octubre del año que corre, el chileno Miguel Raimilla, radicado en California,  como Director Ejecutivo de telecentre.org. Miguel no es nuevo en estos asuntos, pues aporta a la Fundación Telecentre.org, más de 17 años de experiencia en el desarrollo de organizaciones no gubernamentales a nivel internacional y de compañías privadas en el campo ICT4D, y por supuesto los telecentros.


Nos hubiera gustado reproducir la entrevista de Raimilla pero no encontramos forma de contactar a Elvira Aliaga. Así que nos dedicaremos a apuntar a los temas que nos llamaron la atención y que creemos son de interés para nuestros lectores:

Raimilla cree que los telecentros tal como están “son la principal ventana de acceso al mundo digital, y a las oportunidades que ofrece, para más de dos billones de personas en el mundo”. Con esa cantidad de usuarios, lo que los telecentros necesitan es consolidar “una identidad como comunidad global, mejor cohesionada y que de manera clara y efectiva facilite la sustentabilidad y desarrollo de las redes de telecentros en todo el mundo.”

Es decir que si de número de usuarios hablamos, los telecentros son tanto o más grandes que la principal red social en el momento. “Somos más grandes que Facebook”, declara el Director Ejecutivo.

Con su poco tiempo en la Fundación, Raimilla ya cree que los resultados obtenidos a partir de las Academias Mundiales de los Telecentros, son alentadores. Las define como “el espacio capacitación de responsables y dinamizadores de proyectos de e-inclusión y espacios de acceso y formación en tecnologías”. Miguel Raimilla, no respondió a la pregunta del millón de dólares, sino a la del millón de euros, a pesar de vivir en los EE.UU. Se le pregunto: ¿Cómo podemos hacer sostenibles los telecentros? Esta fue su respuesta:

No creo que exista una solución mágica, pero tampoco es un problema irresoluble. En el 2001 ayudé a crear el primer telecentro en Becal (Campeche, México), una población rural de no más de ocho mil habitantes. Dos hermanos aceptaron el desafío de capacitarse y abrir el local. Mi lógica fue promover que todo tiene un costo, por tanto cada servicio ofrecido debía ser pagado, y por lo mismo cada servicio debía ser de calidad. Diez años más tarde el centro continúa abierto con un gran valor social y comunitario y es, además, un negocio exitoso. Desde mi punto de vista, la gratuidad, muchas veces presente en los telecentros, debe desaparecer de los modelos.

Un segundo elemento clave es la homogenización en la calidad de los servicios, metodologías e infraestructura para así poder presentar a los telecentros como canales de distribución de una multiplicidad de servicios de alto impacto socio-económico, educacional, de empleo, salud, cultura y civilidad global.

Finalmente, es necesario que las redes de telecentros sean capaces de proveer de datos y estadísticas significativas. Para ello deben incorporar en sus operaciones el uso de software de gestión y ser capaces de entregar informes objetivos y de calidad.

Por la versión completa de la entrevista visite la nota publicada en telecentre.org por Elvira Aliaga

[Foto de Miguel Raimilla]

Anuncios