CES 2011: un viaje especial a Las Vegas.

Toda persona que viene a Las Vegas a cubrir el CES, normalmente de lo único que habla en sus publicaciones es de los productos que se exponen y yo así lo hice el año pasado, pero este año y a pesar de no llevarse bien con el tópico de GeeksRoom, voy a escribir sobre distintas cosas que rodean este viaje y para comenzar, les voy a comentar sobre mi viaje desde Dallas a Las Vegas.

He viajado mucho en avión y como todos, he tenido vuelos buenos, regulares y malos. Ayer por la tarde fue algo diferente, un vuelo especial y no por el servicio o comodidades, que si bien no son malos, por la situación económica tampoco son muy buenos que digamos, sino por el paisaje que rodeaba al avión.


Desde Dallas, volando hacia el Oeste, fue como una carrera, en donde perseguíamos al sol. El día, no quería morir y la noche, que no quería nacer. En medio de esa carrera, el sol que comienza a jugar con las nubes y me entrega un paisaje surreal que representaba una mezcla de algodón y fuego.

Todo acompañado de la música que surgía de mi Iphone y se mezclaba perfectamente con el paisaje exterior. Comenzando con John Mayer, siguiendo por alguna que otra canción de Maroon 5,  Train y algo de R&B, hasta terminar con algunos temas de la melange de viejos cantantes de rock y pop, que se dio cuando se juntaron George Harrison, Tom Petty, Bob Dylan y Roy Orbison para formar la banda temporal The Taveling Wilburys.

Ya cerca de Las Vegas, el avión poco a poco perdía la carrera, el sol iba muriendo, la noche ya comenzaba a mostrar el esplendor de las estrellas y yo que le gano dos horas al día, cruzando dos husos horarios.

Sobrevolando Las Vegas, allí abajo las luces de la ciudad del pecado. Luces que hacen inconfundible la llegada a esta ciudad, como a ninguna otra.

Y aquí estoy, terminando de escribir en mi cuart0 del Ballys, con una vista extraordinaria, organizando todas las entrevistas que tengo en los próximos días, las reuniones con empresas, los distintos eventos a los que fui invitado y con las ansias de ver los nuevos productos, con las ganas que todo geek tiene de estar en un sitio como el CES, rodeado de gadgets, software, hardware y mucho más que hacen que este evento sea un show único.