Una introducción a la Neutralidad en la Red. ¿Qué es? ¿Qué significa para usted? y Qué puede hacer al respecto

Nota del Editor: Este artículo ha sido editado y traducido por Milton Ramirez y se corresponde con el original liberado bajo licencia Creative Commons en Lifehacker y escrito por Whitson Gordon: An Introduction to Net Neutrality: What It Is, What It Means for You, and What You Can Do About It

    ¿A qué se refiere la Neutralidad de la Red?

    Como su nombre lo indica, la neutralidad de la red tiene que ver con crear un Internet Neutral. El principio básico que guía la neutralidad de la red es que el Internet debe ser una plataforma libre y abierta, casi como cualquier otro servicio de los que usamos en nuestra casa (como la electricidad). Los usuarios deben poder utilizar su ancho de banda como quieran (mientras eso sea legal), y los proveedores de servicio de Internet no deberían ser capaces de proporcionar un servicio diferenciado en cualesquier rincón donde llega el Internet. Cada sitio web (ya sea Google, Netflix, Amazon, o UnknownStartup.com) debe ser tratado de la misma manera cuando se trata de dar a los usuarios el ancho de banda para acceder a los servicios de conexión a Internet de su preferencia. Su compañía de servicio eléctrico no tiene voz sobre cómo usted utiliza la electricidad —lo único que hacen es cobrar por proporcionarle la electricidad. La Neutralidad de la Red tiene como objetivo hacer algo similar con los cables de su Internet.

    Aquellos en contra de neutralidad de la red —habitualmente incluye a los proveedores de servicios Internet (ISPs), tales como Comcast o AT&T— creen que como proveedores de acceso a Internet, deben ser capaces de distribuir el ancho de banda de forma inequitativa, dependiendo del servicio. Ellos prefieren, por ejemplo, crear servicio de Internet por niveles que tiene que ver más con el pago por acceso diferenciado, que con la rapidez del ancho de banda. Como tal, en teoría, ellos podrían cobrar dinero extra por servicios de banda ancha más rápida —como Netflix, por ejemplo— ya que esos costos de servicio a sus clientes, son más elevados para Comcast —o podrían cobrar extra a usuarios como usted y yo, para poder tener acceso a Netflix. También le pueden proporcionar ciertos tipos de servicios a diferentes velocidades. Por ejemplo, tal vez su proveedor de Internet podría dar un trato preferencial a Hulu, por lo que permitiría ver videos de Hulu rápido y de forma gratuita, mientras que Netflix se quedaría corriendo lentamente (o tendríamos que pagar más para ver los videos rápido).


    ¿Cuáles son los argumentos a favor de la Neutralidad de la Red?

    Los defensores de la neutralidad de la red no quieren darles a los ISPs demasiado poderes, pues pueden ser mal usados de manera fácil. Imagine que a Verizon o AT&T no les gusta la idea de Google Voice, ya que le permite a usted enviar mensajes de texto gratis usando su conexión de datos. Su operador de telefonía móvil podría bloquear el acceso a Google Voice desde su smartphone por lo que quedaría obligado a pagar por un plan de mensajes de texto de los que ellos ofrecen. O bien, como ven que mucha gente utiliza Facebook en su smartphone, así que incluso cuando tengan el ancho de banda para manejar ese tráfico, deciden cobrarle más para acceder a Facebook, sólo porque saben que tiene una gran demanda y que pueden obtener ganancias.

    Del mismo modo, Comcast recientemente se metió en problemas con Netflix sobre su oferta de streaming videos, indicando a los socios de Netflix en escencia, que debían pagar si querían que sus contenidos sean entregados a través de su red. Comcast argumentó que ejecutar el streaming de Netflix les significaba una carga enorme de tráfico, y si van a prestar ese tipo de servicio tendrían que actualizar su infraestructura. Netflix argumentó que era Comcast quien proveía el servicio de Internet, y que eran los usuarios de Comcast los que habían solicitado adicional ancho de banda para servicios que ellos desean.

    Otra forma de ver esto: Comcast también tiene su propio servicio On Demand, que compite directamente con Netflix —y si a Comcast se le permite dividir su servicio a su antojo, la opción de dar un trato preferencial a su propio servicio no es algo precisamente justo sólo porque ellos son los proveedores de Internet. Y con Comcast y NBC en busca de fusionarse, las aguas pueden ponerse aún más turbias. La superpotencia resultante podría dar prioridad de igual forma a todos los contenidos de la NBC, dejando así a otros proveedores de contenido en el aire.

    El otro problema aquí es que mientras grandes servicios como Netflix podrían, en teoría, pagarle a Comcast para el uso adicional de ancho de banda, el pequeño, los servicios menos conocidos —que podrían ser grandes algún día, pero aún no lo son— no pueden. Sitios web, realmente grandiosos o servicios de Internet podrían nunca ganar popularidad por el mero hecho de que los ISPs tendrían el control sobre qué tipo de acceso de usuarios como usted y como yo, tenemos a ese servicio. Eso en gran medida podría asfixiar la innovación, y probablemente nos perdamos de un montón de muy buenos nuevos servicios.

    ¿Cuáles son los argumentos contra la Neutralidad de la Red?

    Los activistas en contra de la neutralidad de red argumentan que los proveedores de servicios de Internet tiene el derecho de distribuir su red de manera diferenciada para los servicios que ofrecen, y que de hecho, son las ISPs las que están innovando. Ellos sostienen que dar un trato preferente a diferentes servicios no es algo malo, en efecto, a veces es algo necesario. En el reciente debate Comcast/Netflix, ellos señalan que si Netflix está absorbiendo todo el ancho de bandade Comcast, son ellos los que deben pagar por las actualizaciones necesarias que los sistemas de Comcast requieren a consequencia de ello.

    Muchos defensores del libre mercado también están en contra de la idea de neutralidad de la red, haciendo notar que Comcast y AT&T son empresas como cualquier otra que debe ser capaz de competir libremente, sin regulación del gobierno. Ellos por sí mismos no son “el Internet” —ellos son simplemente una puerta de enlace al Internet, y si se les permite poder administrar sus redes de manera diferente, es más probable que exista competencia entre los proveedores de servicios que en última instancia, según ellos, es mejor para los usuarios. Si no le gusta el hecho de que Netflix es muy lento en Comcast de lo que es en AT&T, usted puede cambiarse a AT&T.

    El problema, sin embargo, sigue siendo el que los ISPs siempre podrían terminar favoreciendo a sus propios servicios en perjuicio de los demás, dejando a los servicios sin relación con el ISP en el aire. Además, la mayoría de la gente no tiene muchas opciones respecto a quien es su ISP, ya que en determinado lugar puede haber solo uno o dos proveedores de ese servicio

    ¿Cuáles son las leyes que existen al momento?

    La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC en inglés) publicó un nuevo conjunto de reglas de neutralidad de la red el 21 de diciembre del 2010 para los proveedores de servicios Internet. Así están las regulaciones en torno a la neutralidad de la red al momento:

    Primero de todo, la FCC exige que los proveedores de Internet hagan públicas todas sus prácticas de gestión de redes, de modo que los usuarios puedan tomar decisiones informadas cuando compran servicios de Internet. Eso significa que deben mencionar cuál es la velocidad que ofrecen, qué tipos de aplicaciones trabajarían a esas velocidades, cómo se inspecciona el tráfico, y así sucesivamente. Eso no significa necesariamente que esas revelaciones sean comprensibles por la gente sin avanzados conocimentos sobre tecnología —de hecho, ya hemos visto como los ISPs tratan de acomodar sus gráficos “Lo que usted obtiene” para que usted compre el servicio de Internet más caro (ver la imagen engañosa arriba)— por lo que esta norma no tiene por qué significar mucho para el consumidor promedio.

    No bloqueo o discriminación irrazonable para conexión de Internet alámbrico*

    Las ISPs alámbricas —es decir, los proveedores de internet en su casa— no están permitidas bloquear de plano, nungún contenido web legal, aplicaciones o servicios. La FCC también apunta que no se les permite ralentizar (disminuir) el tráfico tampoco, ya que esto a menudo se presta para un servicio no utilizable y por lo tanto no es diferente del puro y simple bloqueo. Por ejemplo, Comcast siempre ha ajustado las descargas de BitTorrent, pero no las ha bloqueado completamente —sólo las ha disminuído a paso de tortuga. Bajo estas nuevas reglas, eso tampoco estaría permitido.

    Las nuevas normas tampoco permiten a los ISPs alámbricos discriminar en contra del tráfico legal en la red. Esto significa que Comcast no puede, de hecho, discriminar en contra de servicios competitivos como Netflix o reprimir la libre expresión (como por ejemplo, discriminar contra los medios políticos que tienen diferentes puntos de vista del proveedor de Internet o su compañía matriz).

    Su smartphone no cuenta.

    Los proveedores de Internet móvil, por el contrario, no están sujetos a las mismas reglas. La FCC considera que la banda ancha móvil —es decir, el plan de datos que usted tiene en su celular— todavía está lo suficientemente joven que puede necesitar mayor gestión de su red que la banda ancha por cables. Como tal, no han escrito ninguna norma general sobre neutralidad de la red hasta el momento. Los proveedores de Internet móvil están prohibidos bloquear los servicios en la web que compitan directamente con ellos, pero pueden seguir discriminando —lo que significa que en un momento dado, puede encontrar un servicio de Internet bloqueado o deliberadamente lento al accederlo desde su smartphone. Por otra parte, si el ISP lo desea, podría cobrarle extra para acceder a determinados servicios, como Facebook o Netflix. Las tiendas de apliaciones están exentas de la aplicación de estas normas, por lo que la App Store y el Android Market pueden ser tan cerradas como quieren serlo. Así que si Apple ha decidido que ya no quiere tener disponible Google Voice en la App Store, pueden eliminarla —a pesar de que es un servicio que compite directamente con AT&T.


    Foto por David Fulmer.

    El otro grupo exento de las normas son los servicios de gestion —servicios por los que las compañías pagan dinero extra, y por lo tanto requieren un mayor nivel de servicio. Un buen ejemplo es el servicio IPTV de AT&T— ellos prestan servicios de televisión y otros servicios en demanda a través del Internet en lugar de las frecuencias de radio o por cable, y dedican una cierta cantidad de su ancho de banda sólo para esos servicios, dejando menos ancho de banda para todo lo demás. De nuevo, esto no es intrínsecamente malo, pero darles a las ISPs un poder ilimitado para hacer esto puede conducirnos a territorio peligroso.

    Entonces, por qué tanto alboroto?

    Las reglas tal y conforme se han especificado arriba, ofrecen un resumen muy condensado de los principales puntos en el último comunicado de la FCC, y mientras parecen como un gran paso hacia adelante (a saber, creación de normas de neutralidad para las conexiones alámbricas), muchos de los proponentes de una neutralidad en la red, siguen descontentos. La excepción a la banda ancha móvil es una de las principales preocupaciones, como lo son las excepciones para los servicios de gestión. Mucha gente también argumenta que los vacíos abundan en las nuevas normas, como el hecho de que todas las normas están sujetas a una “razonable gestión de la red”, lo que no está muy bien definido. Para ser justos, ninguna de las partes está contenta con la normativa actual — lo que es de esperarse en un tema tan debatido. Sus defensores creen que las reglas no son lo bastante estrictas y que los ISPs han conseguido “exactamente lo que querían”, mientras que del lado de la anti-neutralidad se cree que las empresas de Internet están siendo excesivamente reguladas.

    Al final, todo tiene que ver con el control que usted como usuario, tiene sobre el cómo utiliza el Internet. Mientras que los opositores a la neutralidad de la red argumentan que el servicio por niveles ofrece más control para el usuario, la mayoría de nosotros no lo vemos de esa manera —nos gustaría poder tener acceso a todos los servicios de Internet por igual, en vez de tener ciertos servicios con un tratamiento preferencial. Después de la aprobación de estas normas, el Internet alámbrico en nuestros hogares está un poco más seguro, pero el que accedemos desde nuestros smartphones, no lo está. Los ISPs todavía podrían bloquear, discriminar en contra, o cobrarle extra para sitios web y servicios que recibimos sobre la marcha, quitándonos el control de nuestras manos.

    Si realmente quiere discutir sobre los puntos más acusiantes, usted querrá indagar en la versión original de la FCC, ya que este o cualquier otro resumen no van a proporcionarle los matices y detalles lo suficientemente bien. Pero en general, este debería darle una buena idea de donde estamos ahora.

    ¿Qué puedo hacer para participar?

    Si está leyendo esto y echando espuma por la boca de la ira, hay algunas cosas que usted puede hacer. La FCC ha establecido un sistema de reclamos para que los ciudadanos puedan expresar sus preocupaciones sobre los temas relacionados con temas relacionados con las comunicaciones.

    Presentar una queja informal

    Presentar una queja de manera informal es fácil, ya que todo se hace en línea, y cualquier persona puede hacerlo. Al momento, la forma no es precisamente muy agradable —no parece haber ninguna seccion específica sobre las nuevas normas de neutralidad de la red— pero la FCC dice que van poner a disposición los recursos para denuncias concretas sobre la neutralidad de la red. Por ahora, Ars Technica recomienda ir a la seccion “Internet Service and VoIP“, a continuación, “Billing, Service Availability” y de ahí al formulario en línea.

    Presentar una queja formal

    Los usuarios en general no pueden presentar denuncias formales, pero si usted es parte de una empresa o grupo de interés público que está muy preocupado por las nuevas normas (y usted tiene 200 dólares para gastar en valores de presentación), puede presentar una queja formal, que es a menudo como una audiencia judicial. Usted va a necesitar un abogado, y para la mayoría de nosotros, la vía informal es la mejor apuesta. Pero Ars Technica tiene más información sobre las denuncias formales si usted está interesado.

    Pase la voz

    La Neutralidad de la Red es un tema complicado, y un montón de personas aún no están informadas acerca de lo que está sucediendo. Explique el problema a sus amigos y a su familia —mientras más gente conoce sobre ella, más gente podría verse afectada y podía levantar su voz. También puede consultar a las organizaciónes respectiva de cada lado, SavetheInternet.com por voces a favor de la neutralidad en la net y HandsOff.org por voces en contra la neutralidad de la red. Cada una de ellas tiene un montón de enlaces hacia otras maneras en las que usted puede hablar con sus congresistas, escribir cartas y firmar peticiones para que su voz sea escuchada.

Nosotros aquí en GeeksRoom apoyamos una Neutralidad en la Red —Y usted puede hacerlo en sus blogs, copie y distribuya este artículo. Pero también estamos seguros que es un tema controversial, usted tiene el derecho de opinar, sea que esté o no de acuerdo con nosotros, sus intereses y pensamientos siempre cuentan. La discusión está abierta.
_________
(*) El traductor ha usado el término ‘alámbrico’ para no confundir al lector con el término ‘cable’ que es un servicio de internet diferente al DSL que también utiliza cables.

A %d blogueros les gusta esto: