Software Libre Open Source en las empresas privadas (primera parte)

albacaucion300.jpg

Un caso de éxito llevado a cabo en una empresa de Argentina en la que decidieron reemplazar un servidor Microsoft Exchange por una combinación de productos GNU como servidor de correo electrónico.


Geeksroom tuvo la oportunidad de conversar con quien tiene a su cargo la responsabilidad de la administración de redes y servidores en una compañía de seguros de Argentina, Alba Compañía Argentina de Seguros S.A., y que participó de punta a punta en el proyecto de reemplazo del servidor Exchange por otro GNU que resultó de la combinación de Postfix, Courier, ClamAV, Horde, Turba, OpenLDAP, Kronolith, Ingo, Nag, Mnemo e IMP, obviamente todo corriendo en un servidor GNU/Linux.

Debo aclarar que en honor a la espontaneidad y para intentar transmitir esa frescura que predominó durante toda la charla, en lugar de publicar una nota editada en base a la entrevista me pareció adecuado transcribirla tal como resultó. Tal vez el lector observe varios defectos en la misma, pero estoy seguro que podrá encontrar varios puntos interesantes, sobre todo por el lado tecnológico, en la experiencia relatada.

También me parece prudente advertir que dada la longitud del texto resultante y para facilitar su lectura, decidí segmentar la publicación en dos partes. Por lo tanto, estén atentos y no se pierdan la segunda parte !!

Geeksroom: Contame un poco sobre la empresa, su actividad comercial y qué significa para esa actividad un servidor de e-mail, así nos damos una idea del contexto en que se encuentra lo que se va a desarrollar en esta entrevista.

Alba: Ok. La empresa cuenta con no más de 100 empleados, prácticamente todos poseen una cuenta de e-mail, con casi un tercio de esa cantidad ubicados en distintas ciudades del país, 13 para ser más preciso, que van desde Viedma hasta Posadas y de Mendoza o Neuquén a Buenos Aires. Es decir, hay una dispersión geográfica importante.

La compañía es una empresa familiar, hace más de 40 años que opera en Argentina, es de capitales ciento por ciento nacionales y una de las líderes en su especialidad: seguros de caución.

Hoy por hoy prácticamente todo lo que se gestiona en la compañía pasa por el e-mail. Las cuestiones internas, los contactos con clientes, la entrega de documentación y hasta pólizas (a través de un sistema desarrollado internamente en la compañía hace más de cinco años) se entregan a los asegurados vía e-mail. Te podés imaginar qué significa un día sin correo electrónico (mientras lo dice, sonríe y hace un gesto como diciendo “Dios me libre y guarde”). En muchos casos el reemplazo del teléfono es total.

GR: Y cómo llegaron a Exchange y luego al reemplazo que da lugar a esta conversación ?

A: Bueno, más o menos para el año 1991 ya se estaba usando Xenix y el correo electrónico que venía con él. Como no había acceso a Internet, se lo usaba solamente para gestiones internas. Luego se migró a Unix y con el primer acceso a Internet se compró Exchange 5.5. La verdad que fue todo un cambio, una revolución. Esto fue desde 1998 hasta casi fines del 2006, aproximadamente.

GR: Y por qué cambiaron el servidor de e-mail luego de esa “experiencia reveladora” ?

A: Porque a través de esos casi ocho años el avance tecnológico y las necesidades a satisfacer hicieron que esa versión de Exchange fuera inadecuada, mas allá que el hardware había quedado obsoleto. No consideraba herramientas para evitar o mitigar spam, el webmail tenía deficiencias funcionales y las posibilidades de trabajar e-mail con PDAs, celulares, etc., eran impensadas. La limitación principal que nos obligó a pensar en un recambio fue el tamaño máximo de su base de datos y la inestabilidad creciente a medida que se alcanzaba ese máximo en forma cada vez más frecuente. También la obsolecencia del hardware jugaba su papel, pero en otro plano algo menos importante.

Antes de quedarnos sin maniobra, comenzamos a evaluar alternativas, tanto en la misma línea en la que estábamos (Exchange) como en otras bien diferentes (Scalix, Merak, Zimbra, etc.).

GR: Pero Exchange corre bajo Windows y esos productos no. Cómo fué que teniendo servidor con Windows estaban evaluando alternativas GNU/Linux ?

A: Es que ya habíamos incursionado en Linux, con RedHat, reemplazando algunos servidores Unix que habían quedado obsoletos y sin soporte. Como esta experiencia nos demostró que Linux ya estaba a la altura de las circunstancias, por lo menos de las nuestras (riéndose), es que consideramos algo equivalente para el servidor de e-mail. En realidad queríamos tener la mayor cantidad de alternativas para poder luego tomar la mejor decisión considerando la funcionalidad, eventual curva de reaprendizaje y los costos de licencia y mantenimiento, en ese orden de importancia.

GR: Ok. Sigamos entonces con el proceso de cambio.

A: Bueno, como te decía, estábamos evaluando la versión 2003 del Exchange más las que mencione antes que corren en Linux.

Con Exchange 2003 nos encontramos que también teníamos que migrar el sistema operativo. Pasar de un W2000 Server a un W2003 Server. Luego, indagando un poco más en características funcionales, para poder hacer comparaciones equivalentes, nos enteramos que existían algunas incompatibilidades con las versiones de Outlook que estábamos usando, principalmente 2000 y en menor escala XP, que limitaban algunas mejoras que ofrecía Exchange 2003.

Al hacer la comparación nos dimos cuenta que para contar con todas las funcionalidades del Exchange 2003 teníamos que migrar los Outlook a la misma versión. Y ahí los tiempos y costos jugaban un papel totalmente distinto.

También nos dimos cuenta que algunos productos GNU brindaban la misma funcionalidad que la combinación Exchange 2003-Outlook 2000/XP. Ahí profundizamos la búsqueda de alternativas GNU y con el asesoramiento de Technology for Solutions (http://www.tfsla.com) logramos “armar” la solución que fue la elegida.

GR: Pero qué restricciones tenían para tomar la decisión ?

A: Buena pregunta. Una restricción fundamental era por lo menos mantener el mismo nivel funcional que veníamos teniendo con Exchange 5.5 y las versiones de Outlook que mencione. No estaba considerado originalmente actualizar a Outlook 2003 porque muchas de las máquinas de escritorio en uso no estaban a la altura de las circunstancias y se resentiría su rendimiento por ese cambio. Hay que pensar que Outlook es parte de la suite Office de MS y no, como era originalmente, un producto agregado. Además, por más que se llame Outlook y tenga un “look and feel” similar entre su distintas versiones, en realidad hay varias cosas que cambian desde lo funcional hasta lo operativo, obligando a una curva de aprendizaje de cierta magnitud tanto para la gente de soporte interno (HelpDesk) como para los usuarios.

La otra restricción era el soporte local porque por más que el producto sea muy bueno nuestro planteo incluía la incorporación de conocimiento, es decir mejorar nuestras habilidades con nuevas tecnologías ya que la filosofía de la empresa es resolver nuestras necesidades nosotros mismos, inclusive en la etapa de producción y mantenimiento. Nuestra evaluación de la solución Microsoft nos daba que la curva de aprendizaje sería similar a la de un producto nuevo dadas las diferencias tecnológicas planteadas entre la versión en uso y la disponible en el mercado.

También jugaba la restricción del equipamiento. Exchange 2003 requería de un equipo de 64 bits con una configuración, digamos, importante. Las otras alternativas no eran tan exigentes en ese sentido. Inclusive, la propuesta presentada por TFS consideraba un esquema de alta disponibilidad resuelto de una forma muy creativa y económica, utilizando virtualización, cosa que no se nos había ocurrido ni de casualidad porque nunca habíamos experimentado con ello.

Lógicamente, la cuestión costo también era una restricción a considerar y cuando comenzamos a mirar seriamente la solución GNU vimos la tremenda diferencia de valores entre un proyecto GNU y uno propietario licenciado.

Además, y ésta es una opinión personal, si te dan los fuentes es otra cosa (expresado con un gesto de “es lo máximo”).

(Continúa en la segunda parte, en pocos días más)



Visita nuestra nueva tienda de electrónicos, accesorios, gadgets y más... en Amazon!Ir a la Tienda
+ +