Actualmente Uber está probando dos nuevas características que tienen como objetivo una “experiencia más productiva (y menos estresante!) para conductores y pasajeros“.   Además de New York, New Jersey y Phoenix, las pruebas también las está realizando aquí en Dallas.



La primera de ellas tiene que ver con la espera del conductor cuando llega al lugar donde fue citado.  Si llega y el pasajero no esta listo, luego de 2 minutos el pasajero deberá pagar más por la espera.

La segunda característica es la reducción del tiempo que los pasajeros tienen para cancelar un viaje.  Hasta ahora una vez que el usuario hacía un pedido en Uber, solo tenía 5 minutos para cancelar.  En las pruebas los pasajeros tendrán que pagar una suma de dinero fija si cancelan después de los dos minutos de hecho el pedido.

uber-driver

En ninguno de los dos casos Uber especifica el monto del pago que deberán hacer los pasajeros, ni tampoco especifica la duración de las pruebas piloto que está llevando a cabo.