Aún recuerdo cuando los servidores de aplicaciones eran enormes cajas en cuartos refrigerados con climas de alta precisión para que no hubiera fluctuaciones de humedad o temperaturas.



Pensando en la movilidad con que vivimos hoy en día una empresa de California, iCracked, quien se desenvuelve como una empresa de reparaciones de dispositivos Apple tiene una idea para revolucionar el mercado con Ocean.

img_1456.jpeg

Ocean es un servidor móvil del tamaño de un Smartphone con sus 15.7 x 8 x 1.2 centímetros y 170 gramos de peso. Con el poder similar a un RaspberryPi el procesador de doble núcleo Cortex A7 de 1GHz y 1GB de RAM es capaz de ejecutar fluidamente un servidor basado en GNU/Linux Debian con servicios para Node.js que pueden ser consumidos gracias a su red inalámbrica 802.11 b/g/n que puede usarse para conectar computadoras y programar mientras estás lejos de tus servidores tradicionales. También cuenta con Bluetooth 4.0 LE (Low Energy) que permite que el dispositivo sea gestionado a través de un teléfono móvil con una aplicación dedicada para funciones de reinicio, monitoreo y otros similares.

img_1457-1.jpeg

Al ser un equipo portátil es obvio que puede funcionar sin energía eléctrica constante gracias a su batería integrada de 4,200 mAh que, claman sus creadores, es capaz de mantener el dispositivo funcionando por 2 días enteros.

El precio de éste dispositivo es variable dependiendo de la capacidad de almacenamiento que necesites, empezando en $149 dólares por 16GB, $179 dólares por 32GB y hasta $199 por 64GB.

Los equipos se pueden preordenar en el sitio de Ocean hoy para ser entregados a partir de Febrero de 2016.