internet-freedom



El Internet Libre ha disminuido en todo el mundo, una vez más, en el año que termina. Un nuevo reporte de Freedom House demuestra que 36 de los 65 países evaluados mostraron una regresión desde mayo del 2013.

Países como Rusia, Turquía y Ucrania experimentaron la mayor disminución en cuanto a la Libertad en Internet. Como en años anteriores, China está de nuevo cerca al final de la lista. Sólo Siria e Irán tuvieron peor puntuación que la China, mientras que a Islandia y Estonia fueron los países mejor clasificados, de acuerdo con Freedom on the Net 2014

El informe fue financiado en parte por el Ministerio de Relaciones Exteriores Holandés, el Departamento de Estado de los EE.UU, Google y Yahoo pero Freedom House calificó al informe de su “exclusiva responsabilidad” y dijo que no representa necesariamente el punto de vista de quienes lo financiaron. El periodo del estudio comprende mayo 2013 a mayo 2014.

Cuando hablamos de de la Libertad en la Red, el resto del mundo se está convirtiendo gradualmente más como la China y menos como Islandia. Los investigadores Sanja Kelly, Madeline Earp, Laura Reed, Adrian Shahbaz, y Mai Truong, han notado que la libertad en Internet continua con una trayectoria descendente desde que comenzaron a publicar los informes en el 2010.

Una de las principales razones para el descenso es la creación de nuevas leyes en países de todo el mundo para bloquear o censurar la red. Durante el periodo que duró el estudio, 41 países propusieron o aprobaron leyes para intensificar el control sobre los contenidos de Internet, o ampliar la vigilancia en Internet.

El citado reporte además indica que algunos países están utilizando la vigilancia generalizada de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, que se conoció gracias a las revelaciones de Edward Snowden, “como una excusa para aumentar sus propias capacidades de monitoreo“. Dicha vigilancia viene con poca o ninguna supervisión y está dirigida a activistas de derechos humanos y a opositores políticos.

De hecho los EE.UU. fue el sexto mejor país para la libertad en Internet, solo después de Canadá, Australia y Alemania, aunque esto puede ser el termómetro sobre el mal estado de la libertad en la red en otros lugares tanto como para la protección de los usuarios de Internet en Norteamérica.

Varios gobiernos están solicitando a las compañías privadas para que ubiquen sus centros de datos en sus respectivos países con el fin de mantener el control.

Algunos casos particulares a destacar de esta pérdida de nuestras libertades en la red y en los medios online:

Tal como Global Voices Advocacy lo indicara respecto a Turquía, el primer ministro Recep Tayyip Erdogan prometió el pasado marzo, “Vamos a erradicar Twitter. No me importa lo que diga la comunidad internacional. Ellos verán el poder de la República Turca.

Solo un mes más tarde, el presidente ruso, Vladimir Putin, para no quedarse atrás de Erdoğan, y refiriéndose a los controles implementados en la red en este país, calificó al Internet como un ‘proyecto de la CIA‘.

También ha habido un aumento de los ataques de seguridad cibernética y de malware, especialmente de grupos como el ejército electrónico sirio que atacaron sitios de noticias como el NYTimes y el Washington Post en agosto del 2013.

Hay un par de señales de esperanza para los activistas del Internet al finalizar el año.

En India las autoridades ablandaron las restricciones que se habían impuesto en el 2013 para ayudar a sofocar los disturbios. En latinoamérica, Brasil también anotó una gran ganancia después que sus legisladores aprobaron un proyecto de ley conocido como el Marco Civil da Internet, que protege neutralidad de la red y la privacidad en línea.

Ecuador muy criticado por las restricciones a la libertad de expresión está creando espacios para la discusión sobre la situación de la gobernanza de Internet en el país.

Y aunque las ganancias son mínimas, los ciberciudadanos debemos continuar la lectura y soporte de informes como el de Reporters Without Borders; y de campañas como la llevada for la EFF – Surveillance Self-Defense.