Evening Tweed  at Somerset House #Pick Me Up 2011. Foto de Thomas Forsyth en Flickr.

Evening Tweed at Somerset House #Pick Me Up 2011. Foto de Thomas Forsyth en Flickr.

Desconozco cuántos periodistas leen GeeksRoom pero ellos conocen que la información que se recopila desde las redes sociales debe ser considerada de la misma manera que tratamos cualquier otra información, pues la única garantía es que mamá te ama: verifíquelo!



Hoy, Twitter se ha convertido en el cable de noticias del siglo XXI; información instantánea e inmediata de todo el mundo está a tu alcance en cualquier momento. Sin embargo, ¿cómo detectar cuando un tuit es falso? Esa es la tarea que ocupa a varios profesionales de la información, entre ellos Andy Carvin, Paul Bradshaw, Christian Espinosa o Eva Moya.

Sea que le preocupe o no la veracidad de la información que le llega desde la red, estamos cada día viendo progresos en prácticas de cómo verificar los contenidos en social media y los reportes ciudadanos. La verificación utilizando el crowdsourcing es una práctica destacada y muy utilizada por Andy carvin.

Nuestra intención sin embargo va dirigida no a los periodistas, sino a los reporteros ciudadanos, a los blogueros y a los ciudadanos que confían en casi todo lo que leen en el Internet.

Eva Moya cita el trabajo de Marcelo Mendoza, Barbara Poblete, y Carlos Castillo respecto al terremoto en Chile y destaca la posibilidad que al nadie desmentir un tuit, este sea más valedero. Si otros tuiteros buscan confirmar el rumor, la probabilidad de que el suceso sea real es alto; y si existen muchas preguntas, la posibilidad que un tuit sea falso destaca.

Steve Butry, un becario en la Escuela de Comunicación de Masas en la Universidad de Louisiana, parece estar de acuerdo con las recomendaciones que en Magic Worlds of Intelligence, Eva Moya realiza, al reclamar que debemos “focalizarnos en algunos indicadores que nos pueden ayudar a analizar la probabilidad de que lo que estamos leyendo sea o no sea real.”

10 Formas de detectar cuando un tuit es falso

Como Twitter está representado con un pájaro, internalizar el concepto nos ayudará a entender su comportamiento sin ser ornitólogos.

1. Identificar el perfil de influencia. Es decir, ¿quién dirige la bandada de pájaros? Para ello podemos utilizar distintas herramientas de monitorización de hashtrack. En este sentido es vital localizar quién ha emitido el primer mensaje. Comprobar si tiene blog personal, con quién está relacionado, etc.

2. Una vez que tenemos localizado al pájaro. ¿Qué tipo de pájaro es? Como siempre, las preguntas son la herramienta aliada del analista:

    a. ¿Cuántos seguidores tiene?
    b. ¿A cuántas personas sigue?
    c. ¿Cuántos tuits ha hecho? Hay cuentas que tienen miles de seguidores y no han hecho ni un solo tuit o sólo el que estamos investigando.
    d. ¿Qué contenido hay en los demás tuits?
    e. ¿Cada cuanto publica información?
    f. ¿Hace menciones? ¿Mantiene conversaciones públicas?
    g. Etc.

Responder con claridad a estas cuestiones nos ayudará a identificar el pájaro e incluso hacer prospectiva detectando las motivaciones ocultas que pudiera tener.
Estudiemos ahora el comportamiento de su vuelo:

1. ¿Incluye alguna URL a un medio fiable que confirme lo que dice? Si no hay una dirección hay más posibilidades de que sea falso o simplemente una opinión.

2. Si hay url, ¿qué utiliza para difundirla? Las url cortas pueden darnos una pista de si usa herramientas complejas (es decir, sabe manejar el #socialmedia) o es un espontáneo que nada sabe de la red.

3. ¿Ha subido alguna foto/vídeo para mostrar lo que está sucediendo mientras lo narra? Si no hay url, pero hay material gráfico, habrá que analizarlo para ver hasta qué punto es fiable.

4. ¿Quién está confirmando lo que comenta? No vaya a ser como en las campañas de políticos que lanzan a una masa considerable de seguidores a amplificar cualquier cuestión para manipular la opinión pública.

5. ¿Encaja demasiado bien en la estructura típica de un hoax de socialmedia? Este post puede ayudarnos: Social Media Rumors and Hoaxes ¿Cuántas veces han matado ya a Castro?

6. Mucho cuidado con los personajes anónimos que pasan a hacerse mundialmente conocido a través de campañas virales. No juegan limpio, como pasó con el supuesto empleado de la bolsa de Reino Unido que contaba lo que había sucedido con la crisis. O el ejemplo del niño en Uganda, Kony. Puedes disfrutar de algunas falsedades de la red este año en 8 Social Media Hoaxes You Fell for This Year.

7. Cuidado también con aquellos mensajes directos que recibimos a nuestra bandeja de entrada de Twitter que son de seguidores que nos hablan en un idioma y de repente, nos hablan en otro. Suele ser un virus.

8. Por último y no menos importante conviene preguntarse si podría ser un robot. Muchos mensajes privados, especialmente cuando empiezas a seguir a alguien los emite un robot configurado a propósito. Pero también se lanzan bulos a la red con este tipo de herramientas por diversos motivos.

Recomendaciones adicionales

Si le gusta el tópico y le interesa curar noticias, la verificación online hecha fundamentalmente por ‘algoritmos humanos’, entonces le sugiero leer nuestras notas sobre el hábito de leer noticias y herramientas de validación para bloggers. También recomiendo el trabajo de verificación en social media de Craig Silverman Y las herramientas de Amnistía Internacional y Auto-Debunker.

A usted que le interesa este tema, ¿cómo verifica los tuits en sus análisis y reportes?