abuela-oculus-rift



Una diseñadora gráfica de vídeo juegos llamada Priscilla Firstenberg, hace poco tuvo una de las mejores ideas que pudo haber tenido en su vida como creadora y surgió gracias al amor que siente por un ser querido que estaba luchando contra una terrible enfermedad.

En esos días la abuela de Priscilla Roberta Firstenberg, que padecía de cáncer avanzado, se encontraba muy débil como para llevar a cabo uno de sus pasatiempos favoritos que era caminar alrededor de su jardín

Luego de discutir una cuestión de trabajo acerca de sistemas de próxima generación, a Priscilla se le ocurrió la idea de usar un kit de desarrollo de Oculus Rift para que su abuela lo pudiera probar, por lo que explicando el motivo pidió uno de los kits a Oculus VR.

Al poco tiempo Priscilla recibió el kit y usando el Tuscany demo, que permite explorar virtualmente una villa en Italia, la abuela de Priscilla pudo “volver a caminar”, subir escaleras y hasta ver de cerca una mariposa.

También a través de una demo de Stret View, Roberta pudo ver una vieja foto suya que una de las unidades de Google capturó tiempo atrás, cuando estaban tomando imágenes para el servicio en las calles en su barrio.

Lamentablemente, cuando Priscilla estaba trabajando en una experiencia virtual especial para su abuela, que incluía bosques, cascadas y mariposas, la condición de Roberta empeoró y poco tiempo después falleció.

Una historia que a pesar de la tristeza por la muerte de la abuela, nos deja una sensación muy linda por todo lo que muestra y no solo por la tecnología que cumple una parte importante a través de la realidad virtual, sino también por el amor de una joven por un ser querido y todo lo que la lleva a realizar para tratar de aliviar su dolor.

Aquí tienen un vídeo en el que se puede ver a Roberta utilizando el Oculus Rift,

Fuente | The Rift Arcade
Vía | Polygon