ghost-call-of-duty



Ante una falsa alarma, el Jueves 30 por la noche la policía de Los Angeles acudió a las oficinas de Robotoki, desarrolladores de video juegos, confundiendo a la estatua de Simon “Ghost” Riley del juego Call of Duty: Modern Warfare 2, con un hombre armado.

De acuerdo a Robert Bowling, fundador de Robotoki, un diseñador que no tenía idea para que servía el botón de seguridad lo pulsó, provocando un llamada de alerta al 911 que el departamento de policía tomo como real, por lo que enviaron 4 policías.

Bowling explicó que el estudio está equipado con una alarma de pánico, en caso de una amenaza armada.  La misma fue instalada el miércoles pasado.  Además comentó que instalaron ese sistema, ya que los que desarrollan este tipos de juegos cada tanto reciben amenazas y si bien Robotoki hasta ahora no recibió ninguna, Bowling tiene experiencia sobre amenazas desde los días en que trabajaba en Infinity Ward.

En el asalto primero detuvieron a Bowling y luego, cuando fueron por Ghost y se dieron cuenta que era una estatua, regresaron riéndose y dejaron libre a Bowling.  Los policías terminaron jugando en una de las mesas de juegos NES que se encuentran en Robotoki.

Luego de todo, Bowling envió el siguiente tweet,


[Fuente e imagen Polygon ]