Para el año 2020, 50.000 millones de dispositivos querrán conectarse a nuestras redes. Por eso, administrar eficientemente la forma en la cual viajan los paquetes de datos, no puede dejarse librada a switches o routers de bajo costo. El SDN o Software Defined Networking, trata de separar la tarea de los conmutadores con la responsabilidad del manejo de qué ruta deben tomar los paquetes. Esta parte es administrada por uno o varios servidores.



sdn-1

El estándar con el cual comenzaron a trabajar HP y la Universidad de Stanford desde el año 2007 se llama OpenFlow.

El uso de este protocolo promete:

  • un manejo más fácil y eficiente de una red.
  • interacción dinámica de la red, o sea adaptabilidad.
  • Separación de los datos con el control de los mismos.

sdn-2 sdn-3

Generalmente, en dispositivos no SDN, los paquetes que van hacia una misma ruta son retransmitidos siguiendo lógicas simples del dispositivo.

En cambio, las redes que utilicen este estándar, tendrán un controlador central o un conjunto de controladores, que conociendo si hay problemas en alguna parte de la red, pueda desviarlos por rutas alternativas, generando arquitecturas de redes distintas de acuerdo al tráfico.

El protocolo OpenFlow está administrado por la Open Networking Foundation.

onf