Ayer alertabamos sobre los clones maliciosos de Twitter, hoy el turno es para Facebook y una aplicación falsa que decía “Se suicidó porque su padre le publicó algo en el muro (…) se avergonzó tanto que decidió suicidarse”. Los curiosos daban clic y eran dirigidos a una aplicación.

Al  hacer clic la app pedía autorización y luego dicho mensaje se reenviaba pero esta vez desde la cuenta del incauto usuario, produciendo un efecto viral que ha hecho a caer a cientos.

Luego de reenviado el mensaje se le pide al usuario ingresar a otra web, esta vez externa: Un blog argentino con una noticia similar pero que no guarda relación con lo anunciado en la app. Luego del salto, un pantallazo del post al que conduce…

En pocos días dicho artículo sumó más de 120 comentarios y  miles de visitas.  Al momento de escribir este post la app había sido borrada de Facebook.

Usar apps falsas de Facebook es una forma sucia de promocionar un blog y una pena que tanto usuario curioso de Facebook caiga en estas apps. Todo el talento invertido en crear apps falsas puede ser mejor empleado que en generar tráfico o hacer “caer” a incautos en Facebook.


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!