Aunque el porcentaje del total del metal de este tipo utilizado para la construcción de las medallas no pase del 2%, al menos se utiliza algo de lo recuperado de basura electrónica que nos beneficia a todos y que contribuye a un mundo más verde y seguro, ecológicamente hablando.

Esto más una serie de medidas que tomó el Vancouver Organizing Committe (VANOC), han hecho que los juegos de Vancouver sean no de los más verdes hasta el momento.

Entre otras cosas en Canadá adoptó medidas como nuevos inodoros que utilizan poca cantidad de agua, que dicho sea de paso para esto utilizan agua de lluvia.  También utilizaron techos creados con cubiertas de pasto que son más eficientes, hablando de energía.

A fin de año la UNEP lanzará un reporte con las conclusiones sobre las Olimpíadas de Vancouver en donde dará su opinión y ayudará a los próximos en organizar este evento para ir mejorando en este terreno.

Desde aquí y como siempre, aplaudimos estas iniciativas y todas las que actúen en beneficio del medio ambiente.

Vía CNN UNEP


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!