El proyecto piloto Audi Fit Driver pretende ayudar a mejorar la salud de los conductores

Desde hace aproximadamente dos años, la firma automotriz Audi se encuentra trabajando en el proyecto piloto Audi Fit Driver, con el cual tiene el objetivo de mejorar la salud de los conductores, lo que a su vez también contribuirá a mejorar su seguridad y la de otros conductores.  Similar a lo que comenzó a realizar Hyundai hace un tiempo atrás.

De acuerdo a Audi, este proyecto permitirá aumentar la concentración del conductor cuando se encuentra al volante, además de ayudar a disminuir el estrés y todo gracias a los sensores con que disponen y dispondrán en el futuro los vehículos de la marca.

Estos sensores permitirán al vehículo reconocer las condiciones del conductor y su estado de ánimo, lo que le permitirá reaccionar de la manera apropiada en cada situación en particular.  El objetivo final del Audi Fit Driver es que los conductores lleguen a su destino en un estado más relajado y saludable que cuando comenzaron el viaje.


En esta primera fase, esos sensores del vehículo trabajan en conjunto con dispositivos wearables del conductor, los cuales monitorizan parámetros vitales como la temperatura, el pulso y otras cosas.  Esto permite análisis fiables del estado de salud del conductor, a los cuales el automóvil podrá adaptarse gracias a algoritmos inteligentes que le permiten responder en forma adecuada para cada caso en particular.

Audi Fit Driver

Audi explica que si el Audi Fit Driver detecta fatiga o estrés, los sistemas del vehículo ofrecerán una especie de terapia personal, la cual incluye “ejercicios de relajación y control de la respiración coherentemente de un modo relajante, revitalizante o protector“.  El sistema del auto detectará la fatiga o estrés por los movimientos que el conductor haga en el volante o por su comportamiento de conducción.

En cuanto a las terapias que aplicará el vehículo, la empresa alemana señala lo siguiente,

El estrés puede ser atenuado por medio de una técnica especial de respiración mediante instrucciones que se muestran en la pantalla del Audi virtual cockpit, como entradas Bio-Feedback (el ritmo de nuestra respiración, los latidos del corazón y todo aquello que se considera importante para ir controlando la relajación), de forma similar a como funcionan en el deporte de alto nivel. Adicionalmente, una voz a través de los altavoces puede guiar al conductor a lo largo del ejercicio. También es posible recurrir a las funciones de masaje de los asientos, al ritmo de la música, al control de la climatización o a una iluminación interior adaptada a las circunstancias. La red conectada en el interior del automóvil permite de forma automática autorregular los distintos sistemas con el objetivo de crear una experiencia de conducción que se adapte de forma óptima las condiciones concretas del conductor, de manera que pueda abandonar el vehículo en el destino sintiéndose más relajado que cuando entró en él.

Después de la primera fase de pruebas, Audi Fit Driver incorporaría algunas opciones de ayuda y seguridad.   Por ejemplo si le ocurre algo grave al conductor, como por ejemplo un ataque al corazon, el vehículo podría detenerse automáticamente y realizar una llamada de emergencia.



Deja un comentario