Algunos secretos del nuevo Porsche 919 Híbrido que nació con un objetivo: ganar las 24 Horas de Le Mans

El Porsche 919 Híbrido participará en las próximas 24 Horas de Le Mans en la máxima categoría de vehículos híbridos denominada “LMP1 híbridos”, para lo cual lo han preparado como nunca, además de haberlo adaptado completamente al nuevo reglamento de la categoría.

Si bien la renovación de este automóvil híbrido de 900 CV (662 kW) de potencia fue hecha en todas sus partes, las que han evolucionado más respecto al modelo del 2016 son el motor de combustión, la aerodinámica y el chasis.

El equipo de Weissach, compuesto por 260 personas, logró la victoria en los últimos dos años (2015 y 2016) que significó los triunfos absolutos números 17 y 18 de la marca en Le Mans y ahora quiere ganar la competencia, como así también el Campeonato del Mundo de Resistencia FIA, por tercera vez consecutiva.


El nuevo reglamento de la categoría limita a los constructores en cuanto a la carga aerodinámica, la cual deben de reducir con el objetivo de reducir la velocidad en las curvas y así incrementar los tiempos de por vuelta.   También se han reducido a dos los paquetes de aerodinámicos que hasta el 2016 fueron tres, por lo que ahora queda un paquete para circuitos muy virados y otro para circuitos rápidos.

Porsche 919 Híbrido

El Porsche 919 Híbrido este año también ofrece un frente que fue diseñado para acumular menos suciedad y goma, lo que con el correr de las vueltas va perjudicando la eficiencia aerodinámica.

En cuanto a los motores de gasolina y eléctrico también recibieron mejoras que los hace más eficientes, aunque no fueron los únicos de la parte mecánica del Porsche 919 Híbrido que recibieron mejoras, también incrementaron la eficiencia de las transmisiones y del sistema de recuperación de energía.

Con el fin de alargar la vida útil de los neumáticos, lo cual es de vital importancia en una carrera de resistencia como las 24 Horas de Le Mans, también han mejorado la gestión electrónica  del control de sistema híbrido y del control de tracción.

Los motores del Porsche 919 Híbrido son uno de combustión de 2.0 litros de cilindrada, con inyección directa y turbo, el cual ofrece 500 CV (370 kW) de potencia que impulsa las ruedas traseras y el eléctrico que ofrece un poco más de 400 CV (300 kW), el cual impulsa las ruedas delanteras.   Además este vehículo es el único de carreras que recupera energía de aceleraciones (40% del total) como así también de las frenadas (60% del total)

Porsche 919 Híbrido

Porsche explica que si “el motor tuviera que encargarse de producir la energía recuperada por el sistema híbrido, necesitaría más de 100 CV adicionales y el consumo aumentaría un 20%, que en las 24 Horas de Le Mans supondría un litro de combustible más por vuelta“.

El departamento de Investigación y Desarrollo de Porsche AG explica lo siguiente

el diseño ligero, la aerodinámica, los motores turboalimentados de cilindrada reducida, los conceptos híbridos o la ampliación de la autonomía de vehículos eléctricos son apartados extremadamente importantes para el futuro de Porsche y, por ello, se prueban nuevas soluciones para cada una de estas áreas en las 24 Horas de Le Mans y en el Campeonato del Mundo de Resistencia.

Ficha técnica del Porsche 919 Híbrido

Chasis

  • Estructura de fibra de carbono con una capa interior tipo nido de abeja de aluminio.

Motor de combustión

  • Central trasero, de gasolina, 2.0 litros V4 a 90º, 1 turbo Garret, 4 válvulas por cilindro, inyección directa, cárter seco. Límite de revoluciones: 9.000 rpm.

Potencia 

  • Motor de combustión en el eje trasero 500 CV (370 kW), motor eléctrico en el eje delantero 400 CV (300 kW).

Sistema híbrido

  • Sistema KERS con un motor generador colocado en el eje delantero; recuperación de la energía de la frenada y de los gases de escape. Baterías de iones de litio refrigeradas.

Transmisión

  • Propulsión trasera con control de tracción y tracción total temporal con envío de par al eje delantero a través del motor eléctrico. Cambio de marchas secuencial de siete velocidades.

Suspensiones

  • Independiente en las cuatro ruedas con sistema de push-rods y amortiguadores regulables.

Frenos

  • Pinzas monobloque de aleación, discos de carbono ventilados en las cuatro ruedas y distribución de fuerza de frenada regulable por el piloto.

Ruedas

  • Llantas forjadas de magnesio BBS, neumáticos Michelin 310/710-18 (delante y detrás).

Peso mínimo:

  • 875 kg

Dimensiones 

  • Largo: 4.650 mm
  • Ancho: 1.900 mm
  • Alto: 1.050 mm

Depósito

  • 62,3 litros

Artículo relacionado | 20 banners históricos espectaculares de Porsche de sus victorias en las 24 horas de Le Mans

Imágenes cortesía de Porsche AG

Deja un comentario