Una tradición japonesa cambia con la ayuda de Panasonic

El primer festival Hotaru (luciérnagas) en Tokio tuvo una apertura que cambio totalmente una tradición japonesa que es colocar miles y miles de velas encendidas flotando en el agua.  El fin de semana pasado para abrir el festival, Panasonic lanzó 100 mil luces LED a las aguas del rio Sumida.

A continuación tienen un vídeo que muestra este hecho que ha marcado un cambio en la historia, dejando de lado algo tradicional, por algo nuevo, de la mano de la tecnología.  Aunque quizás en un país como Japón no haya tanta distancia entre esas dos palabras, ya que tradición y tecnología  son características bien marcadas en ese país.


Al finalizar, las luces fueron recogidas mediante una gran red que no dejó nada que pueda afectar al medio ambiente y en este caso a las aguas del río.

A continuación tienen el vídeo,

[Fuente Engadget]