Científicos trabajan en el desarrollo de pollos con cabeza de lagarto

El desafío es convertir las aves que conocemos como pollos y gallinas en un Miniraptor

La familia de los “Maniraptor” se refiere al grupo de dinosaurios que tenían semejanza con las aves y que existieron durante el Periodo Jurásico. El Tyrannosaurus Rex se dice esta relacionado con los pollos y fue el primero en tener el parecido a un lagarto antes de convertirse en la temible creatura que hoy tenemos dato.


El Dr. Arkhat Abzhanov, es el biólogo experto en evolución en la Universidad de Harvard y el responsable de esta investigación. El biólogo ha conseguido desarrollar pollos con mandíbulas de lagarto, haciendo un corte cuadrado sobre el cascarón de huevo e introduciendo una pequeña proteína gelatinosa justo antes de que empiece a desarrollarse el embrión.

Las reglas de ética prohíben que el huevo siquiera llegue a romperse. Pero al alterar el DNA de los pollos tal como los conocemos, justo antes de que desarrollen su pico, el Dr Abzhanov ha sido capaz de cambiar la trayectoria evolutiva de las aves de corral.

Más allá de lo ético esta investigación podría usarse para eliminar los defectos de nacimiento en los niños, según el científico detrás de la investigación.

Pero si esta nota le parece extraña. Siga leyendo. En la Universidad de Montana, el paleontologista “Jack” Horner, interesado en la ecología y evolución de los dinosaurios, trabaja en el desarrollo de un “chickenosaurus“. La necesidad? Al paleontologista le gustaría una mascota mitad pollo, mitad dinosaurio.

Todas las aves son dinosaurios vivientes escribe Horner en CNN. Con el Proyecto Construyamos un Dinosaurio, el cual Horner explica en su libro, busca mediante re-ingeniería invertir los métodos y hacer que una ave tenga manos y cola de la era del Tyrannosaurus Rex.

[Fuente Mail Online][Imagen cortesía de Gawker]