Cómo aprender a ser una ciber mamá – Una buena lectura de domingo.

Ha escuchado alguna vez estas preguntas? “Mami, por qué tu nunca mandas e-mails? Es que no sabes cómo hacerlo? Si quieres te enseño”.

Si las ha escuchado es que la persona a la que se refería este menor, no está aún al día con la tecnología. Cosa que por naturaleza es imposible pero que mantiene hoy en día aislados a padres e hijos. Y nos hemos concentrado en la madre porque seguimos creyendo que ella es el eje educativo en los hogares, según esperanzas estadísticas.


El internet como tal es una forma eficiente de comunicarse y de compartir información con otros, pero tiene sus riesgos. El peligro del robo de identidad, ataques personales anónimos, entre otros. Y le acompañan leyes desactualizadas que gobiernan estas interacciones en la red.

Como madre (o futura madre, no necesariamente en periodo de gestación), es hora que se suba al barco, aprenda a navegar y se convierta en una cibernauta.

Para los padres con pequeños en esta generación de Facebook, Google+, y Twitter, el seguir manteniendo a sus hijos seguros en la web puede resultar sino preocupante, a veces frustrante. Qué tal si se meten en problemas en la red? Sus pasos en falso utilizando el social media, marcarán de froma negativa su reputación? Preguntas propias de una madre o un padre. Pero si está preparado no hay de qué preocuparse.

Convertirse en una “ciber mamá” significa que usted sabe cómo utilizar el internet para poder monitorear lo que sus hijos hacen en línea y ayudarles de forma activa a que mantengan una buena reputación online

Aquí le ofrecemos algunos claves para conseguir ser una sofisticada ciber mamá:

Para el público en general, los medios digitales son equivalentes a pasatiempo, diversión y lujo. No estoy de acuerdo. La madre debe apoyar la utilización de los medios digitales disponibles, incluso los celulares y smartphones, sobre los que existe una discusión enorme de si en realidad son elementos de aprendizaje para los niños.

Como una cuestión generacional algunas madres y abuelas reniegan separarse del papel y lápiz y no quieren utilizar el internet. Entonces lo primero que tiene que hacer es conectarse, obtener servicio de internet. El dial-up, más barato pero lento, luego está el DSL o cable, un poco más costoso. Pero también puede conectarse sin pagar. En el trabajo utilizando la red de area local o LAN, o de forma inalámbrica con lo que se conoce como ‘hot spots’ vía WiFi.

Para las PCs se deberá agregar una tarjeta externa de conexión inalámbrica para utilizar el servicio wireless. Y si tiene tiene una portátil (laptop) lo más seguro es que ya venga equipada con ese servicio.

Parte del problema de no tener conexión inalámbrica es que los smartphones no pueden utilizarse en internet. Además para muchos padres, el entregarle un celular a su hijo equivale regalarle un dispositivo para juegos, que a veces se juzga no apropiados para los niños. Los smartphones son minicomputadoras. No lo olvide.

Common Sense Media (CSM) ha prometido que lanzará un nuevo programa para calificar los medios digitales y ayudar a los padres y educadores evaluar el valor de aprendizaje que tienen los productos relacionados con medios digitales.

Si ya está inmersa en el mundo cibernético entonces déjeme recordarle rápidamente algunas cosas para el beneficio de su familia. Establezca claras reglas para sus hijos de cómo utilizar el internet, no deje que crean que pueden hacer lo que ellos quieran. Utilizando Google, monitoree lo que hacen sus dependientes mientras navegan la internet. No se quede expectante, agréguese usted también como amiga de su hijo en las redes sociales y agregue a unos cuantos de los amigos del niño. Sobretodo, enseñe con el ejemplo, los niños (incluso los rebeldes adolescentes) no hacen los que les dice, sino lo que ellos ven que usted hace.

Si aún no le he convencido de la necesidad de ser una ciber madre, no tenga miedo. Retome la vieja tradición de “mira y aprende”. Vaya a casa de una amiga y pídale que le muestre cómo se lo utiliza. Que se conecte al internet, acceda su correo electrónico, lea y responda a esos mensajes y que le muestre cómo se usan los navegadores y los clientes de chat.

Ponga en práctica nuestros consejos y ya no tendrá miedo de prohibirles utilizar el internet a sus hijos. Lo que es peor, no tendrá que pasar vergüenza de no saber como responder a un email del profesor de su hija. Con práctica, en unos pocos días sabrá manejar todo lo básico para ser una ciber mamá.

[Imagen CC Jean et Melo]

One Response

  1. link01 10 julio 2011
A %d blogueros les gusta esto: