8 términos que no debes mencionar en tu perfil de Twitter. [Negocios]

Este post no tiene que ver con el individuo regular que se agrega a Twitter para cuestiones personales. Se refiere a los negocios y a las pequeñas empresas. Cómo el social media puede beneficiar o no sus negocios. Los decoros y excesos pueden servir muy bien en un perfil regular, pero si de negocios se trata, es mejor utilizar lenguaje claro y sencillo.

Algunos ‘expertos’ sugieren que el ROT (Retorno sobre tweet) es alto, si el que comparte un artículo de tu compañía tiene 50k seguidores. No es así. El retorno según Jeff Haden es apenas del 1,2 por ciento. Es decir, aunque los enlaces de Twitter y Facebook benefician tu sitio con el SEO, no sucede así con las ganancias a obtenerse a partir de un solo tweet.


El autor y administrador de empresas con experiencia ya citado, relata que de una visita a los perfiles de LinkedIn no pudo encontrar descripciones con la palabra experto. Sí aparece en la perfiles de Twitter. Ahora imagine que su potencial cliente descubre la cuenta en Twitter de su negocio y encuentra alguna de estas ocho palabras. Pretenda usted mismo ser el cliente.

    “Apasionado”. Esa palabra puede servir eficientemente para su novia o pretendiente. Pero ser apasionado a varias cosas no tiene sentido. Esos son intereses. Puede realmente alguien ser apasionado sobre ‘perenne valor de un cliente’ o ‘enseñarle a un pequeño negocio como elevar el poder del social media’ o ‘proveer soluciones duraderas para problemas comunes de negocios’. El lenguaje cuenta, no lo olvide. 

    “Autoridad”. Si tienes que decir que tienes dinero, no lo tienes. Si tienes que repetir que eres una autoridad, no lo eres. En su lugar muestra tus conocimientos: “Conferencista en FLISOL”, indica un nivel de autoridad. Leer, “Autoridad en Social Media” solo indica que pasas mucho tiempo en Facebook.

    “Adicto al trabajo” (Workaholic en inglés). Este término tiene connotaciones negativas. Implica demasiado esfuerzo pero sin resultados medibles. Si realmente trabaja esa cantidad, describa sus triunfos. A los clientes potenciales no les importa cuánto usted trabaja, pero cuánto ha conseguido realizar.

    “Gurú”. Trate de parecer menos inteligente pero más real. En la era del internet los expertos y gurues desaparecieron. Si utilizas la palabra, mejor ofrece una mejor descripción. Otros términos no recomendados y similares son: inteligente, conocedor, guerilla, whiz o ninja.

    “Emprendedor en serie”. Muy poca gente realmente recibe este denominativo. Múltiples negocios que florecen y dan resultados a la larga. El resto son emprendedores, aquellos que a veces fallan o triunfan pero vuelven a empezar. Y por supuesto no hay nada malo con eso. Pero en lugar de la pompa mejor describa los negocios con los que la ido bien y tendrá mejores resultados.

    “Tecnólogo”. La definición para este término dice algo como, “una persona que utiliza el conocimiento científico para resolver problemas prácticos.” Si realmente hace eso, descríbalo en un ejemplo. Sino, es mejor que diga que está interesado en la tecnología o que le encanta su nuevo iPad 2. Pero por favor olvídese de technologist

    “Estratega”. Son pocos los estrategas porque ellos a partir del presente avisoran un futuro y crean algo nuevo. Generalmente al estratega se lo confunde con mentores, especialistas, o consultores. A ellos es que contratan los clientes. Un cliente no necesita un estratega, las compañías sí.

    “Unico”. Todos y cada uno de nosotros somos diferentes y únicos. Si mi interés se enfoca en contratarlo o comprarle sus productos, la palabra único no me dice nada. Muéstreme por qué usted o su producto son los mejores.

[Fuente BNET][Imagen CC 7Bart]



4 Comments

  1. Nacho Sánchez 25 mayo 2011
    • @joshuave 25 mayo 2011
  2. Rodrigo Hernández 25 mayo 2011
  3. Tom Bradley 25 mayo 2011