Departamento de Justicia estadounidense quiere información de Twitter para su guerra contra Wikileaks.

Esta noticia es bastante complicada, así que por favor tengan paciencia con nosotros. Al parecer el Departamento de Justicia quiere reunir pruebas de Twitter mediante el acceso a las cuentas de una docena de personas.

Los políticos, periodistas, hackers, y Julian Assange son el objetivo de este nuevo esfuerzo para obtener “información sobre los abonados en cuenta” El documento se puede ver aquí.

A pesar de la desconfianza instintiva que despertara, un hilo de legalidad brilla en este último desarrollo. El Departamento de Justicia lo ve conveniente (y tiene el poder) para reunir pruebas que provienen de fuentes en línea como parte de una investigación penal en curso, que comenzó en julio del año pasado.


A diferencia de Mastercard y Paypal quienes se pusieron inmediatamente a bloquear toda relación con wikileaks, Twitter se ha puesto en contacto directo con los afectados, notificándoles que tienen diez días para presentar una moción que prohibiría a Twitter para pronunciarse sobre la petición de la Deaprtmento de Justicia americano.

En las propias palabras de Twitter:

“Por favor, tenga en cuenta que Twitter responderá a esta petición en 10 días a partir de la fecha de esta notificación, a menos que recibamos el aviso de usted que existe una moción para anular el proceso legal que se haya presentado, o que este asunto será resuelto de otra manera”.

Si deseas más información puedes visitar nuestra fuente.

[Fuente noticias_Cnet]