Vehículos con sensores que automáticamente detectan el nivel de alcohol en el conductor

Es un mal que asecha las familias de todos los países. Y aunque los gobiernos locales y municipales hacen esfuerzos, el control se convierte en un juego para quienes la diversión es ingerir licor. Por este motivo investigadores en los EE.UU. y auspiciados por los fabricantes de vehículos como por los que velan por la seguridad de las personas en el gobierno federal, están desarrollando dispositivos sensibles al alcohol. Estos dispositivos se instalarán en todos los vehículos dentro de unos siete años aproximadamente.

Para ello entonces, deberemos esperar unas 77 mil muertes a consecuencia de conductores embriagados, si se sigue la tendencia que hubo en el 2009, de unas 10.839 muertes como consecuencia de esa irresponsable actitud al conducir.

Los sistemas de monitoreo, de escanear a la gente, a los paquetes y al equipaje con el fin de encontrar partículas que delatarían a los terroristas, ya es una práctica común en el país del norte. Pero los investigadores se preguntan, si ese seguimiento se puede hacer con explosivos; entonces es perfectamente posible hacerlo con las drogas y por supuesto el alcohol.


La Alliance of Automobile Manufacturers, parte del grupo de trabajo, es más optimista y cree que el dispositivo estará en funcionamiento dentro de unos dos años. Otras organizaciones que respaldan la investigación son la Automotive Coalition for Traffic Safety y la Administración Nacional para la Seguridad en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés).

El dispositivo no es otra cosa que un conjunto de sensores instalados permanentemente en los carros, o en puntos de contacto sensibles al tacto en un llavero, o en el botón de arranque, capaz que de inmediato registren el nivel de alcohol en la sangre e inutilice el vehículo al momento.

El objetivo es producir un equipo que reaccione en menos de un segundo y funcione sin necesidad de mantenimiento por unos 10 años o 157 mil millas. La investigación necesita cumplir con estándares tales como, rapidez, exactitud y precisión.

Ahora mismo los sensores que detectan niveles de alcohol en el aire solo lo hacen dentro de 5 segundos después que el conductor ingresa a un vehículo. El sistema de detección por contacto toma entre 20-30 segundos. Se necesita llegar a menos de un segundo.

Pero no todos están contentos. Como es un sistema a instalarse universalmente, grupos como el American Beverage Institute defienden sus intereses y creen que el proyecto asume que todo el mundo maneja embriagado, y eso no es cierto aseveran. La gente no estará muy contenta de tener que pagar un taxi por solo haberse tomado una cerveza o una copa de vino.

El nivel tolerable de alcohol al conducir en este país es de 0.08. El Instituto de Bebidas Americanas dice que de prosperar el proyecto de investigación, ese nivel será incluso menor.

Sería importante preguntarles sobre el tema a aquellos que han perdido un ser querido por que un conductor en estado etílico lo separó para siempre.

[Fuente WashingtonPost][Imagen CC Fabio Aro]