¿Por qué soy fan de Robert Scoble?

Una de las celebridades del mundo de la tecnología que más admiro es Robert Scoble.  Lo sigo en Twitter, leo su blog y cuando aparece su nombre en alguna nota, también lo leo.  Si supieran como me puse el día que me hizo RT a uno de mis tweets (que a su vez era un RT de mi amigo @juanpittau )  Pero bueno, dejando de lado esto, Scoble me merece el mayor de los respetos.

Por que soy fan suyo, pues además de ser muy inteligente,  piensa casi como yo, no esconde nada, es abierto, si te lo encuentras en la calle y lo saludas te saluda y en muchos casos hasta se para a hablar contigo.  Se saca fotos con todo el mundo.  En fin, quizás detrás es otra persona, eso no lo sé, pero lo que muestra me gusta.

Pero para afirmar más el porque soy fan, una pregunta que contesta en Quora lo define muy bien,


¿Cómo TechCrunch, Mashable, RWW y otros blogs tecnológicos influenciales consiguen sus noticias/fuentes? y ¿Cuánto pagan a sus fuentes, si es que lo hacen?

Yo nunca pago por las fuentes.  Pero hay muchas formas en que conocí historias.

1. Tengo muchos eventos y la gente viene a mi a comentarme cosas.
2. My número de teléfono está en Internet.  Tu puedes llamarme al +1-425-205-1921 y comentarme cosas.
3. My email esta en Internet. Tu me puedes escribir a scobleizer@gmail.com.
4. Yo leo 31,000 cuentas de Twitter. Una de ellas puede decir algo.
5. O, alguno de esos muchachos, puede DM noticias a @scobleizer
6. Empresas de PR son bienvenidas a usar los canales anteriores, pero las mejores empresas no necesitan PR.
7. Yo también leo otros blogs y pruebo cosas y si me gusta pregunto por una entrevista.

BTW, Conozco a casi todos los periodistas de tecnología en el mundo (Tengo una lista de 500 de ellos en Twitter en http://twitter.com/#!/Scobleizer… ) y solo conozco de un caso en el que alguien pago por obtener una historia: Cuando Gizmodo pago para comprar el iPhone robado.

Más clarito imposible!

Anuncios

4 Comments

  1. Angel B 19 enero 2011
    • Hector Russo 21 enero 2011
  2. Milton 19 enero 2011