Nueva Generación de Comunicaciones para el 9-1-1

Una de las primarias cosas que se le enseña a un niño es aprender a marcar el ‘nueve’ ‘once’. Incorrecto, porque un pequeño busca en el teléfono el número 11 y nunca va a encontrarlo. Debe mostrarle que debe marcar: ‘nueve’, ‘uno’, ‘uno’. Y no lo contrario.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) a la par del anuncio para someterse a la adopción de la Neutralidad en la Red, anunció una actualización del servicio 911 en este país. La FCC quiere ampliar el servicio más allá de las llamadas telefónicas, introduciendo tecnología avanzada de comunicaciones de acuerdo a la época.

Se reciben más de 650.000 llamadas de emergencia al 911 diariamente. De ese total el 70 por ciento provienen de teléfonos celulares. Sin embargo de esto y equipados como están los smartphones, por el momento no se puede enviar mensajes de texto al 9-1-1. Si eso hubiera sido posible en el 2007, en los incidentes de Virginia Tech, los mensajes advirtiendo de la balacera, hubieran podido entrar y una acción más rápida se habría desplegado.


Bajo el National Broadband Plan, la FF ha abierto lo que inglés se conoce como Notice of Inquiry, con el fin de recabar del público, opiniones y comentarios de cuál es la mejor manera de actualizar el sistema del 9-1-1. Next Generation 911 (NG911) es el nombre del nuevo proyecto que buscar proveer asistencia de emergencia no solo vía teléfono sino a través de mensajes instantáneos.

Pero las aspiraciones van más allá. Además se busca colectar información sobre posición, fotos y videos. La Nueva Generación 911 permitirá además que otros dispositivos diferentes al ser humano puedan contactar el servicio de emergencia. Entre esos dispositivos están por ejemplo los sensores ambientales capaces de detectar químicos, las cámaras en las autopistas, las cámaras de seguridad, alarmas, equipo médico de tipo personal, y aparatos electrónicos en los automóviles.

[Fuente ReadWriteWeb][Imagen CC pureandapplied]