Descubrimiento excepcional de la NASA: Microorganismo crece gracias al arsénico

Felisa Wolfe-Simon procesando barro del lago Mono

Un estudio de astrobiología financiado por la NASA, acaba de descubrir algo que cambia fundamentalmente todo lo conocido acerca de la vida en la Tierra.

De acuerdo a varias pruebas llevadas a cabo por varios investigadores de la NASA en el lago Mono de California, descubrieron el primer microorganismo capaz de prosperar y reproducirse utilizando arsénico de sustancias químicas tóxicas.


Lo sensacional de esto es que los microorganismos suplantan el arsénico por el fósforo en los componentes de sus células.

Según Ed Weiler, administrador asociado de la NASA para el Directorio de Misiones Científicas en la sede de la agencia en Washington,

La definición de la vida se acaba de ampliar

Este descubrimiento da por tierra con todas las definiciones de los libros de texto de biología y amplía el alcance de la búsqueda de vida en otros planetas.

En la NASA explican que los 6 elementos básicos de todas las formas de vida conocidas son carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.   De est0s 6, el fósforo es parte de la estructura básica del ADN y ARN.  Este elemento es esencial para todas las células.

GFAJ-1 creciendo con arsénico

También indican que el fósforo es un componente central de la molécula que transporta energía en todas las células (trifosfato de adenosina) y los fosfolípidos que forman todas las membranas celulares. El arsénico, que es químicamente similar al fósforo, es venenoso para la mayoría de la vida en la Tierra. El arsénico altera las vías metabólicas, porque químicamente se comporta de manera similar al fosfato.

El microorganismo se trata de la cepa GFAJ-1, que es un miembro de un grupo común de bacterias, llamada Gammaproteobacteria.

En el laboratorio, los investigadores lograron hacer crecer a los microorganismos con una dieta de fósforo, que incluía porciones mayores de arsénico. Cuando los investigadores quitaron el fósforo y lo reemplazaron con arsénico, los micróbios siguieron creciendo.   Análisis posteriores indicaron que el arsénico era utilizado para producir los bloques de construcción de nuevas GFAJ-1 en las células.

El equipo decidió explorar el Lago Mono, debido a su composición química inusual, especialmente su alta salinidad, alcalinidad alta, y los altos niveles de arsénico. Esta química es en parte un resultado del aislamiento del lago Mono de sus fuentes de agua dulce durante 50 años.

El equipo de investigación incluye a científicos del Servicio Geológico de EE.UU., de la Universidad Estatal de Arizona en Tempe, Arizona, del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, en Livermore, California, de la Universidad de Duquesne en Pittsburgh, Penn., y de la Universidad de Stanford de Radiación Sincrotrónica luminosa en Menlo Park, California

El programa de Astrobiología de la NASA en Washington contribuyó con financiamiento para la investigación a través de su programa de Exobiología y Biología Evolutiva y el Instituto de Astrobiología de la NASA.  Este programa apoya la investigación sobre el origen, evolución, distribución y futuro de la vida en la Tierra.

[Imagenes NASA]

Anuncios