Fonógrafo condenado a desaparecer como consequencia de la nueva tecnología

La tecnología como tal ha transformado nuestra sociedad y definitivamente nos está permitiendo vivir mejor, cuando es utilizada sabiamente. Pero y qué sucede con lo que tanto apreciaban nuestros antecesores, digamos nuestros padres?

Está la tecnología desterrando nuestros valores tradicionales y autóctonos?

Esa pregunta de alguna manera ya trata de ser respondida por la Librería del Congreso de los Estados Unidos. Esta organización encargada de recopilar la cultura, incuido los audiovisuales, y bajo la Ley de Preservación de la Música del año 2000 (Public Law 106-474), acaba de notificarnos de los riesgos que un legado nacional como el fonógrafo vaya a desaparecer como consecuencia de la tecnología.


El estudio El Estado y la Preservación de los Sonidos Grabados en los Estados Unidos [pdf] se ha hecho público siguiendo las directrices del Congreso de los Estados Unidos y es el primer estudio a nivel nacional sobre el estado y la preservación de los aparatos productores de sonido jamás realizado en norteamérica.

El análisis, resultado de cinco años de investigaciones, busca preservar y crear conciencia sobre una de las áreas artísticas y científicas de la vida norteamericana. Ciento treinta años produciendo sonido agradable al oído y al espíritu humanos así como la colección de todos los instrumentos que sirvieron para tal cometido, no pueden simplemente desaparecer.

Los responsables del estudio son Rob Bamberger and Sam Brylawski. Ellos concluyen que las áreas mayores de herencia en grabaciones con instrumentos creado en este país o han sido destruidas o permanecen inaccesibles al público. También manifiestan que la disparidad entre leyes federales y estatales están afectando la supervivencia de dicho patrimonio, particularmente en la época anterior a 1972.

Hecho a destacar la contribución de $200 millones por parte de Packard Humanities Institute que en el 2007 hizo posible que varios audiovisuales puedan mantenerse y recuperarse en Culpeper, Virginia. El centro bajo el mismo nombre opera y está en funcionamiento.

El resumen del estudio escrito por James. H. Billington – Bibliotecario de la Librería del Congreso, advierte que la ausencia de coordinación a nivel nacional entre los involucrado tanto en el sector público como el privado, enfrentando los retos que la preservación significa, la formación profesional y la educación y el acceso al público, aún no han logrado solucionar la pérdida permanente e irreemplazable de la música y otros sonido producidos a inicios de siglo.

Los interesados pueden obtener copia del estudio por solo $30. Este reporte llegó a ustedes gracias a la contribución de Gustavo Martinez.

[Fuente Council on Library and Information Resources]