Gizmodo cree que la actualización del software en el iPhone 4, no resolverá el problema

Muchos pueden fácilmente creer que Gizmodo está al ataque y ya todos saben por qué. Pero nosotros seguimos creyendo en la independencia de los autores en Gizmodo, de su profesionalismo y su fidelidad con la calidad de los productos de Apple. No podíamos pedirles menos.

Deberían declararme loco, pues escribo sobre algo que no poseo. Sí, no tengo el iPhone 4 y sigo en compás de espera hasta que llegue a Verizon. Razones? No las hay, solo un capricho. Pero eso no nos descalifica para opinar y esclarecer algunas cosas no muy claras para los mismos fanboys.

En un comunicado de prensa Apple finalmente acepta el problema de la antena. Claro, Apple se saca la responsabilidad alegando que los problemas de fortaleza de la señal, tanto como los de recepción se deben a una cuestión de software, pero no explican claramente el por qué las llamadas se caen y el data se degrada cuando el iPhone 4 se sostiene de la forma más típica y común.


Apple no admite que se trate de un defecto de diseño en la antena. Leyendo el entre líneas no es difícil notar que siguen creyendo en una súper antena, solo que en este proceso existen dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás en cuestiones de diseño. A pesar de todo, el iPhone 4 es más rápido en la descarga, y 10 veces más rápido en subir datos. Pero lo más importante es que no deja caer las llamadas aún con una señal débil.

Es evidente entonces que existe un problema con la manera en que el iPhone 4 desplega las barras de recepción en la pantalla. También hay un problema con la atenuación de la señal, que resulta en la pérdida de data y degradación de voz. Pero según los expertos en celulares, este es un problema de diseño en la antena.

Se ha planteado una válida y fuerte observación a la forma como Gizmodo percibe la definición de decibelios. El mismo autor del comentario atribuye la situación a un incremento en el ruido producido al tocar la antena del teléfono.

Todo indica que existe varios clientes insatisfechos con el iPhone 4 y ya buscan devolverlo acogiéndose a la política de 30 dias para la devolución. Y mientras varios fanboys persisten en abrazarse a su nuevo iPhone, el comprar un porta celular parece ser la opción, pues mientras Apple ha prometido que arreglarán el problema con las barras indicadoras, dicha actualización no afectará para nada el problema con las rayas amarillas en su pantalla, ni la degradación en la señal.

Le echamos la culpa a AT&T? Solo la práctica y el tiempo lo decidirá.

[Gráfico e información tomada de Gizmodo bajo licencia Creative Commons.]